Mercados

El peso, la moneda del TLCAN con mayor potencial de recuperación

Pese a la turbulencia financiera que se podría registrar en los próximos meses, la pérdida que presenta la moneda mexicana en su poder adquisitivo la puede volver más defensiva.  
Esteban Rojas
Esteban Rojas
23 octubre 2017 11:24
TLCAN

TLCAN. (Shutterstock)

El índice que mide el comportamiento de la moneda mexicana en términos reales cerró en 84.40 puntos en el pasado septiembre, cifra por debajo de los 101.6 que promedio desde que entró el vigor el Tratado de Libre Comercio en 1994 hasta la fecha, de acuerdo con datos publicadas por el Banco de Pagos Internacional (BIS por sus siglas en inglés).

El promedio del índice en términos reales del peso en los últimos 23 años, comparado con el de septiembre, presenta una diferencia de 20.39 por ciento. Esta cifra es un parámetro del potencial de recuperación que puede tener en su poder adquisitivo en caso de que las condiciones le permitan tender a su comportamiento histórico.

El diferencial referido, también es un indicador de que, dentro de las monedas de pertenecientes a las naciones que integran el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la mexicana tiene el mayor potencial de recuperación en su poder adquisitivo en términos reales.

Los índices en términos reales correspondientes a las divisas de Estados Unidos y Canadá se reportaron en 109.95 y 85.82 puntos, lo cual presenta desviaciones con respecto a su promedio de los últimos 23 años de -1.06 y 1.04 por ciento.

Las moderadas desviaciones con respecto a sus promedio históricos del dólar estadounidense y del dólar canadiense, son un indicio de que estas divisas están prácticamente en equilibrio con respecto a su poder adquisitivo de largo plazo.

La alineación en las divisas de los socios comerciales de México en el TLCAN contrasta significativamente con el 20.39 por ciento reportado para el peso.

El índice que mide el tipo de cambio efectivo, es decir, una vez descontando el efecto de la inflación, tiene una base en el año 2010 igual a 100.

El 20.3 por ciento de diferencial con respecto al promedio histórico, no quiere decir que la moneda mexicana debería alcanzar una recuperación semejante, pero si muestra su potencial de recuperación en el largo plazo.





Volatilidad contrastante en las monedas del TLCAN

El colchón que presenta la paridad del peso, en términos del poder adquisitivo, puede ser una línea de defensa que modere la volatilidad que se pueda presentar durante las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y servir para evaluar su posible potencial de apreciación en un momento determinado.

La volatilidad, medida como la desviación del comportamiento con respecto a su promedio de los últimos 23 años, es similar para las divisas de Estados Unidos y Canadá, al reportarse en 9.17 y 9.40 por ciento, en cada caso.

En tanto que la volatilidad para la moneda mexicana es de 13.43 por ciento, situación que la vuelve más vulnerable a los cambios en el entorno tanto externo como interno.

Entre los factores que pueden determinar altibajos pronunciados en la moneda mexicana se encuentran, en lo externo, los aspectos relacionados con las negociaciones del TLCAN y dentro de la política monetaria de la Reserva Federal el destino que finalmente tengan las propuestas de estímulos fiscales y económicos por parte de Donald Trump.

En lo interno, desempeñará un papel determinante el proceso de elecciones para el 2018, así como la postura que tenga el Banco de México con respecto a su tasa de referencia.

Sign up for free