Mercados

El dólar se consolida como la moneda más fuerte del planeta

Una serie de factores globales impulsan a la divisa estadounidense a sus máximos desde julio de 2013.
La fortaleza se sustenta en los últimos datos económicos mejores a lo esperado.
Esteban Rojas
Mauro Álvaro Montero
03 septiembre 2014 5:0
Dólar

Dólar (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las expectativas por la recuperación sostenida y gradual de la economía estadounidense, junto con la posibilidad de una política monetaria menos expansiva, han contribuido para que el dólar se consolide como la moneda más fuerte del planeta.

Ayer, frente a la canasta de las seis principales divisas globales el índice del dólar repuntó hasta 83.05 unidades, su mayor nivel desde julio de 2013.

En este indicador el euro tiene una participación de 57.6 por ciento; el yen japonés de 13.6; la libra esterlina 11.9; el dólar canadiense 9.1; la corona sueca 4.2, y el franco suizo tiene solamente 3.6. por ciento del índice.

El avance incontenible
Frente al euro, el dólar se acercó ya a su mejor cotización de un año, apoyada por las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) se prepara para instrumentar nuevas medidas de relajación monetaria, a fin de reanimar la debilitada economía de la zona euro.

La paridad euro-dólar alcanzo máximos de 1.3110, cotización no observada desde el 6 de septiembre de 2013. La moneda única europea acumula siete semanas consecutivas en baja, su peor racha desde diciembre de 1999.

Desde el pasado 6 de mayo, cuando escaló cerca del umbral de 1.40 dólares –en ese momento su mejor cotización de 2 años–, experimenta una caída de 5.9 por ciento.

Es importante señalar que la divisa única europea se encuentra sometida a una gran presión de ventas ante las crecientes expectativas de que el BCE implementará nuevas medidas –incluyendo alivios cuantitativos– para alejar los riesgos de deflación y estimular el vacilante crecimiento del bloque.

Ante el yen, la moneda estadounidense registra una apreciación hasta niveles de 104.90 unidades, su mejor cotización desde el 10 de enero. El dólar escaló el 2 de enero de este año hasta 105.44 yenes, su mayor cotización desde octubre de 2008.

Respecto a la libra esterlina, el dólar repuntó a su mayor valor en casi cinco meses, beneficiado por las expectativas de la separación de Escocia del Reino Unido.

La divisa inglesa descendió 0.8 por ciento a 1.6477 unidades por dólar, su peor cotización desde el 24 de marzo.

En cuanto al franco suizo, la moneda estadounidense se cotiza en máximos de 10 meses, 0.9190 unidades, enmedio de una clara desaceleración de la economía de Suiza, que se estancó durante el segundo trimestre.

Ante la corona sueca, el dólar se apreció 1.10 por ciento hasta 7.0158 unidades, su mejor cotización en 26 meses. En el año acumula una ganancia de 9 por ciento frente a esta divisa europea.

El dólar canadiense es la única divisa que ha escapado del impacto de un dólar fuerte. La moneda mencionada cerró el martes en 1.0928 por dólar, a penas con una variación marginal de 0.01 por ciento, para acumular una ganancia de 2.8 por ciento frente al dólar estadounidense en lo que va del año.

La realidad es que las expectativas del dólar se mantienen positivas en el corto y mediano plazos, de cara a la reunión monetaria de esta semana del BCE , y de la publicación de las cifras del mercado laboral estadounidense.

Los inversores aguardan con expectación, descontando la reunión del BCE, la publicación del último informe sobre empleo de Estados Unidos, prevista para el próximo viernes, con el ánimo de conocer más indicios acerca de la solidez de la recuperación del mercado laboral, factor clave para evaluar la salud de la economía estadounidense y el futuro de la política monetaria de la Reserva Federal.