Mercados

El dólar rebota en México y el mundo; spot sube a $15.30

El ajuste obedeció a un reacomodo de posiciones entre los intermediarios, un día después de que la Fed perdiera la “paciencia”
Álvaro Montero
[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia.

CIUDAD DE MÉXICO.- La euforia desatada por el contenido del comunicado de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos se enfrió rápidamente, solamente un día después.

El dólar en operaciones al mayoreo cerró el jueves en 15.309 unidades a la venta, de acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México.
En el día, el peso retrocedió 17.65 centavos, equivalente a 1.17 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el billete verde se vendió en promedio moderadamente por debajo de 15.60 pesos.

El peso perdió buena parte de lo ganado el miércoles afectado negativamente por la combinación de tres factores:

El primero de ellos se relaciona con la renovada fortaleza del dólar en el mercado internacional, al avanzar 1.76 por ciento frente a una canasta de seis divisas.

La moneda estadounidense prácticamente recuperó lo perdido un día antes, lo que muestra la fortaleza de la que disfruta desde hace varios meses en los mercados globales.

En segundo lugar, se registró un fuerte repunte en la tasa del bono a 10 años en los Estados Unidos, la cual subió 0.05 puntos para ubicarse en 1.97 por ciento.

Aunque, también debe mencionarse que el incremento no superó la barrera de 2.0 por ciento, nivel en el que se encontraba la tasa estadounidense antes del discurso de la Fed, del miércoles pasado.
El tercer factor fue la caída de más de dos por ciento en los precios internacionales del petróleo.

La subasta de dólares funciona
Es importante tener en cuenta que lo sucedido en un día o en varios, muchas veces no basta para establecer un tendencia definida.

Los tres factores mencionados todavía permanecerán por varios meses y en ocasiones uno prevalecerá sobre los otros, originando periodo de alta volatilidad.

El jueves se asignó, tal como sucederá hasta el próximo 8 de junio, la subasta de dólares sin precio mínimo.

Los 52 millones de dólares fueron asignados a un tipo de cambio promedio ponderado de 15.2973 unidades.

Cabe destacar que, por sexto día consecutivo, se llevó a cabo la subasta sin precio mínimo, acumulando un total de 312 millones de dólares.

Con el monto total de la subasta que ya se asignó, está muy cerca de igualarse el total de dolares que se han asignado en la otra modalidad de subasta vigente, que hasta la fecha totaliza 400 millones.

Así,la subasta de 200 millones a un precio de 1.5 por ciento mayor al precio registrado en la jornada anterior, solamente se ha realizado en dos ocasiones.

Del pasado diciembre a marzo de este año, el Banco de México ha vendido dólares en el mercado por un monto de 712 millones.

Esta cifra es muy inferior a los 32 mil 50 millones vendidos para estabilizar al mercado durante la pasada crisis mundial, cuyos efectos más álgidos se dejaron sentir desde finales del 2008.

En la actualidad, la autoridad cambiaria cuenta con un fuerte escudo financiero, compuesto por las reservas internacionales y un crédito flexible con el Fondo monetario Internacional, que permite disponer de recursos para enfrentar posibles periodos de volatilidad.

Cabe recordar que la intervención en el mercado cambiario no anula la libre flotación ni tampoco persigue defender a un determinado nivel de la paridad peso dólar.

Sin embargo, las previsiones siguen considerando que el tipo de cambio se mantendrá volátil por un tiempo más, y sobre todo arriba de 15 pesos.

De hecho, la mayoría de los analistas en el mercado de dinero y cambiario hablan de un primer semestre malo para nuestra moneda, y tienen expectativas de que las cosas mejorarán en el segundo periodo semestral del año.

Lo anterior, coincide plenamente con la expectativa del ajuste de tasa cde interés que previsiblemente podría llevar a cabo la Fed de Estados Unidos precisamente a partir del mes de junio.

Las cosas están puestas para que el peso se mantenga en un canal de volatilidad y con presiones.