Mercados

El dólar, imparable; vuelve a sacudir a divisas emergentes

El dólar estadounidense mantiene su escalada frente a todas las divisas del planeta, impactando de manera especial a las monedas emergentes.
Álvaro Montero
Esteban Rojas
06 agosto 2014 5:0
[Arturo Monrroy] En el día, el peso retrocedió 2.80 centavos, equivalente a 0.23%. 

[Arturo Monrroy] En el día, el peso retrocedió 2.80 centavos, equivalente a 0.23%.

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer martes la principal divisa del mundo alcanzó un máximo no visto en 11 meses respecto a una canasta de 6 divisas globales, así como su mayor cotización en 5 meses frente al peso mexicano.

Las demás monedas de naciones emergentes también se depreciaron ante el dólar.

El índice que mide el comportamiento del dólar con respecto a seis de las principales divisas del planeta (euro,libra, yen, franco suizo, dólar canadiense y corona sueca), subió 0.18 por ciento el martes y escaló a un nivel no visto desde principios de septiembre de 2013, en 81.46 unidades.

Los factores
Dudas en torno a la recuperación de la economía china y datos sorpresivamente fuertes en Estados Unidos, sirvieron de catalizador para el fortalecimiento del dólar.

Los pedidos a fábricas durante junio subieron 1.1 por ciento, contra una expectativa de 0.5 puntos.

Por su parte, el ISM del sector servicios para julio saltó a 58.7 unidades desde 56 puntos; el consenso del mercado esperaba que subiera muy poco, a sólo 56.5 puntos.

Los datos revivieron el fantasma de un incremento anticipado en las tasas de interés estadounidenses, factor más que suficiente para incrementar la demanda de dólares en el mercado mexicano.

De acuerdo con datos publicados por el Banco de México, el dólar interbancario valor spot (liquidación 48 horas) cerró el martes en 13.2980 unidades a la venta, lo que supone su mayor nivel desde el pasado 3 de marzo, cuando quedó en 13.3350 por dólar.

Al cierre de la sesión, la cotización del peso contra el dólar subió 8.20 centavos, equivalente a 0.62 por ciento.

En operaciones intradía el tipo de cambio llegó a tocar un máximo de 13.30 pesos.

El nerviosismo llegó al mercado de menudeo, pues las ventanillas de los bancos cotizaron la divisa estadounidense hasta en 13.60 pesos.
En este contexto, la moneda nacional ligó dos sesiones con números rojos, acumulando una depreciación de 0.75 por ciento.

La expectativa es alcista
El dólar tiene una tendencia primaria alcista; su fortalecimiento deriva de las recientes cifras relacionadas con la economía de EU, más el papel que juega como divisa de refugio en un contexto geopolítico adverso.
El tipo de cambio en México está muy cerca de romper niveles de resistencia importantes.

De acuerdo con la tendencia gráfica, el mercado tiene un punto de resistencia (techo) en 13.30 y 13.35 unidades; en caso de que dichos puntos sean vulnerados, el mercado tiene un siguiente objetivo hasta niveles de 13.54 unidades.

Sin embargo, en realidad la moneda mexicana ha marcado registros de momentos de mucha mayor debilidad.

En marzo de 2009 la cotización interbancaria valor sopt (48 horas) llegó a colocarse en un precio de cierre de 15.49 pesos por billete verde, mientras que los precios de ventanilla alcanzaron marcas de 16 pesos.

Era un entorno diferente, el pánico se desató por la crisis subprime y las expectativas para México se volvieron sombrías, lo que se reflejó de inmediato en su moneda.

El golpe a otras monedas
El incremento en el precio del dólar y la presión para las monedas emergentes podrían ser una constante en los próximos meses.

En América Latina las pérdidas de ayer estuvieron encabezadas por la divisa de Brasil con 1.03 por ciento, seguida del peso chileno con una depreciación de 0.95 por ciento; el caso mencionado de México, cuya moneda cayó 0.62 por ciento; el peso de Colombia perdió 0.58 por ciento, la divisa de Perú 0.23 y la de Argentina 0.07 por ciento.

En otras latitudes las monedas emergentes también estuvieron bajo presión.

En este caso destacan las caídas de las monedas de Hungría con 1.06 por ciento, Turquía 0.98, Sudáfrica 0.97 y Polonia con 0.67 por ciento de depreciación.