Mercados

El dólar, en su cotización más alta de 28 meses

El proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos mantendrá la presión sobre divisas principalmente de mercados emergentes, como el peso, y monedas duras como el euro.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
27 noviembre 2014 5:0
peso vs dólar (Bloomberg)

peso vs dólar (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El tipo de cambio interbancario del peso contra el dólar alcanzó el miércoles un máximo no visto en 28 meses al cerrar en 13.7130 unidades a la venta.

Sin embargo, la cotización máxima del tipo de cambio en operaciones de mayore llegó hasta 13.7575 pesos, de acuerdo con información del Banco de México.

En operaciones de ventanilla o menudeo se reflejaron las presiones contra el peso, el dólar estadounidense llegó a 14.0 pesos, paridad con la que también cerró.

Hace más de dos años que las ventanillas bancarias no reflejaban una paridad de 14 pesos o superior, lo que es sintomático dle momento por el que pasa la moneda mexicana.

Datos económicos mixtos publicados en Estados Unidos y preocupaciones por el comportamiento de los ingresos petroleros de México, ante el desplome de los precios internacionales del hidrocarburo, impulsaron a la baja al peso.

No obstante, el anuncio de la renovación del crédito flexible para el país por parte del Fondo Monetario Internacional ayudó a moderar su caída.
La depreciación del peso obedece principalmente al reacomodo de divisas y monedas como resultado de la perdida de sincronía en los ritmos de actividad económica entre las naciones, así como en las políticas monetarias, principalmente de los bancos centrales de países desarrollados.

La realineación de los tipos de cambio todavía será una constante en los próximos meses, debido al proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Es decir, difícilmente la moneda nacional podrá escapar al realineamiento esperado en el plano internacional.

Lo importante es que los participantes de los mercados puedan establecer un proceso de diferenciación de acuerdo a los fundamentales de cada país. Proceso que en ocasiones lleva tiempo.

Línea de crédito flexible respaldo al peso
El anuncio de la renovación por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) de la línea de crédito flexible, por un monto de 72 mil millones de dólares, debe contribuir a mejorar la confianza en la economía mexicana y por lo tanto en la moneda.

Además, le facilitará enfrentar en mejores condiciones periodos de alta volatilidad, que pueden afectar negativamente al tipo de cambio del peso con respecto al dólar.

Sumando el crédito flexible del FMI a los 192 mil 966 millones de las reservas internacionales, saldo reportado al pasado 21 de noviembre, es posible mencionar que el blindaje financiero del que dispone el país totaliza la cantidad de 264 mil 966 millones de dólares.

Además, un factor es relevante y consiste en el hecho de que el blindaje financiero en cuestión tiene hoy por hoy un elevado componente de recursos propios.

Es una posición diferente a la que se registraba hace cuatro años, cuando México empezó a disfrutar de la línea de crédito flexible para contingencias financieras, que por cierto no ha utilizado hasta el momento.

Es decir, los fondos con los que cuenta el país para enfrentar periodos de volatilidad, tienen un alto grado de recursos propiedad del país.
Así, con la renovación de este miércoles, el 72.83 por ciento del escudo monetario pertenece básicamente a las reservas internacionales del país.

También, 27.17 por ciento es parte de los recursos externos.
Cuatro años atrás la relación era: 54.27 en recursos propios y 45.73 por ciento en montos ajenos.

El escudo financiero de México permite posicionar al país con una mejor perspectiva para enfrentar cambios en los flujos de capitales, qdiferente a la que se tenía antes de la gran crisis inmobiliaria, cuyo epicentro fue Estados Unidos.

El monto de recursos a disposición de México es significativo, dado que representan cerca de 20 por ciento del Producto Interno Bruto, y supera los recursos invertidos por parte de los extranjeros en el mercado de deuda gubernamental denominado en pesos, monto que se ubica en 158 mil millones de dólares.