Mercados

Dólar histórico: corporativo en $15.81 pesos, ventanilla $16.11

El peso mexicano reportó su quinto mínimo histórico del año; la moneda nacional no registraba un momento de tanta debilidad desde 2009 cuando la crisis subprime de Estados Unidos le impactó.
Esteban Rojas
peso dolar (Reuters)

peso dolar (Reuters)

La moneda estadounidense sigue fortaleciéndose por la expectativa de que la Fed subirá las tasas este mismo año.

Los datos económicos sólidos reportados en el mercado laboral de los estadounidenses contribuyeron a reforzar la expectativa de que la Fed profundizará su proceso de normalización de política monetaria.

Lo anterior fortaleció nuevamente al dólar, en detrimento de prácticamente todas las divisas del planeta, incluyendo al peso mexicano. Así, la moneda estadounidense subió hasta marcar otro máximo histórico frente al peso, tanto en el mercado corporativo como en el de menudeo.

De acuerdo con el cierre oficial del banco central mexicano, ayer jueves la cotización interbancaria valor spot (corporativa) del dólar, quedó en 15.81 unidades a la venta.

La cotización de cierre significó el quinto máximo histórico del año para el dólar frente al peso. En el día, el peso retrocedió 3.60 centavos, equivalente a 0.23 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar cerró alrededor de 16.11 pesos, en éste caso también se trató de un nivel de cierre jamás visto.

La moneda nacional ligó su segunda jornada en terreno negativo, acumulando una depreciación de 0.86 por ciento.

Cabe recordar que el tipo de cambio estableció su primer máximo histórico el pasado 10 de marzo, el segundo el 5 de junio y durante julio ha registrado tres marcas sin precedente.

Caída de 7.20% en el año
En lo que va del año, el peso acumula una depreciación de 7.20 por ciento, que si bien es relevante, se compara favorablemente con el desplome de 15.75 por ciento observada en la moneda brasileña, y con la caída de 13.20 por ciento del peso colombiano.

La moneda nacional registra incluso un mejor desempeño que divisas como el euro, el cual ha bajado 10.08 por ciento frente al dólar entre enero y julio de 2015.

Los avances en el proceso de negociación de Grecia con sus acreedores le han quitado tensión a los mercados, particularmente a monedas de naciones emergentes.

No obstante, la mejoría en el frente europeo, no pudo contribuir a la estabilidad del peso debido a que datos mejor a lo esperado en Estados Unidos hizo que los reflectores de los participantes en el mercado cambiario nacional se dirigieran a la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

El factor tasas es determinante
En la principal economía del mundo se publicó en número de solicitudes iniciales por seguro de desempleo, mismas que fueron mejor a lo esperado al totalizar 281 mil en la semana terminada el 11 de julio.

En el viejo continente, el Banco Central Europeo dejó sin cambios sus tasas de interés manteniéndolas en mínimos históricos de 0.05 por ciento.

Los datos económicos reportados en Estados Unidos y la mejoría de la situación en Europa, fueron campo propicio para el fortalecimiento del dólar en el mercado internacional, situación a la que no pudo escapar el peso. El billete verde ganó 0.41 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas globales.

El factor tasas de interés es de mucho peso para los mercados nacionales y globales.

Un movimiento de tasas en la economía más importante del mundo no es cualqueir cosa, alrededor se mueven miles de millones de dólares en inversiones y flujos monetarios.

El dólar se vuelve una moneda más atractiva por la recuperación de su economía, lo que de forma automática beneficia el desempeño de la moneda frente a otras, con la consecuente depreciación del resto de las monedas.

El peso no puede evadirse del contexto global, sobre todo considerando que es una de las divisas más líquidas del planeta.

En caso de persistir el nerviosismo, en la jornada de hoy la subasta de dólares por 200 millones se podría activar si el tipo de cambio spot tocará 16.038 pesos, en el mercado de mayoreo.