Mercados

Dólar fuerte eleva deuda externa a casi 40% del PIB en 2016

Aunque la deuda externa bruta de México registró su primera reducción desde 2009, el efecto cambiario elevó el riesgo del endeudamiento externo, no sólo por monto, sino también en el servicio de la misma.
Esteban Rojas
Esteban Rojas | Clara Zepeda
18 abril 2017 5:5
peso, dolar

(Especial)

A pesar de una reducción en el monto de la deuda externa total de México y un aumento en el Producto Interno Bruto (PIB) nominal del país durante 2016, el ratio entre esas dos variables medidas en dólares se incrementó a casi 40 por ciento, debido principalmente a un efecto cambiario.

Al cierre del año pasado, el saldo total de la deuda externa bruta ajustada de México registró un nivel de 412 mil 34 millones de dólares, cifra menor a los 417 mil 898 millones de un año antes, según las últimas cifras publicadas por el Banco de México. Dicho comportamiento, representa el primer retroceso de la deuda, en términos anuales, desde 2009.

Por otro lado, el PIB en términos nominales cerró 2016 en 18.24 billones de pesos, lo que representó un aumento anual de 7.0 por ciento, mientras que el precio del dólar se disparó 17.8 por ciento. La menor velocidad del PIB nominal con respecto a la fortaleza del billete verde ocasionó que el PIB en dólares cayera de 1 billón 149 mil 606 millones de dólares en 2015 a 1 billón 44 mil 504 millones en el año pasado.

Ante la combinación de ambos indicadores, la deuda externa como porcentaje del PIB se elevó a 39.4 por ciento en el año pasado, desde el 36.4 por ciento observado en 2015.

La deuda externa bruta ajustada de México incluye los financiamientos obtenidos mediante la colocación de valores en el exterior y los créditos provenientes de la banca internacional, a lo que se suma el equivalente en dólares de la tenencia de extranjeros de valores de deuda denominados en pesos, como los Bonos a Tasa Fija, Cetes, Udibonos y Bono D.

webs_17_abril_2017_mer_int


CALIFICACIÓN CREDITICIA, EN VILO

Joan Domene, analista económico en Invex, aseveró que el gobierno necesita redoblar los esfuerzos en la contención de la deuda, ya que un menor crecimiento favorece el deterioro del ratio deuda/PIB. Las principales agencias crediticias seguirán muy de cerca su evolución tras haber puesto el país en perspectiva negativa durante el año pasado.

Por otra parte, Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis económico de Vector Casa de Bolsa, explicó que la fortaleza del dólar no explicó la totalidad del incremento del saldo histórico de la deuda.

“Claramente hay un incremento en el stock de deuda. En la medida que se registren requerimientos financieros altos va a ser la medida que se va a ver un saldo histórico que se va haciendo grande”, precisó Muñiz.

Este año, comentó el analista, podría favorecer a la deuda externa que el tipo de cambio se mantenga en niveles de 18 pesos por dólar y el remanente del Banco de México contribuya para disminuir el stock de deuda.

Además, será importante que se mantenga el freno al endeudamiento externo de México, dado que el costo de su refinanciamiento tenderá a ser mayor ante la trayectoria alcista en las tasas de interés en el extranjero.