Mercados

Depreciación del euro apoya política del BCE

Un euro débil beneficia las exportaciones europeas y encarece las importaciones; contribuyendo por un lado, en apoyar la actividad económica; y por el otro, en elevar la inflación desde sus actuales niveles mínimos.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
08 agosto 2014 16:27
Etiquetas
[Bloomberg] La dependencia precisó que el interés pagado fue el más bajo desde el nacimiento del euro. 

Caída del euro apoya al BCE

Hasta dónde podría llegar la reciente depreciación del euro frente al dólar, considerando que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reiterado que la caída de la moneda única no se encuentra entre sus prioridades.

Draghi, de hecho, ha enfocado sus discursos en respaldar su política antideflacionaria, con la promesa de mantener bajas las tasas de interés por un periodo prolongado de tiempo, y con la posibilidad, en caso de ser necesario, de adoptar medidas no convencionales para apoyar la vacilante recuperación de la economía del bloque.

Para términos prácticos, un euro débil beneficia las exportaciones europeas y encarece las importaciones; contribuyendo por un lado, en apoyar la actividad económica; y por el otro, en elevar la inflación desde sus actuales niveles mínimos (0.4 por ciento): la meta perfecta del BCE.

Desde el 6 mayo, el euro se ha depreciado 4.3 por ciento frente al dólar –cuando escaló cerca de la barrera de 1.40, su mejor cotización en dos años--, justo cuando surgieron las primeras especulaciones de que el BCE planeaba flexibilizar su política monetaria.

A partir de su reunión de junio, cuando recortó las tasas de interés a mínimos récord y llevó a terreno negativo las tasas de depósitos bancarios, la divisa única europea ha ampliado su caída.

El  jueves, en las operaciones intradía, se depreció hasta un mínimo de 1.3333 por dólar, su menor cotización desde el 8 de noviembre de 2013.

La actual política monetaria del BCE podría extender la caída del euro por debajo de los 1.30 por dólar --por primera ocasión desde octubre el 7 de octubre de 2013--, e incluso, depreciarlo hasta un piso intermedio de 1.2781, el más bajo desde el 9 de julio de ese mismo año.

Obviamente, esos niveles no representan ningún problema; en todo caso, una caída del euro hasta 1.20 por dólar, si podría persuadir al consejo de gobierno del BCE en hacer un cambio en los lineamientos monetarios. Por lo pronto, el soporte más firme se ubica en los 1.2061, no alcanzado desde el 24 de junio de 2012.