Mercados

De nuevo, el dólar sube y la mezcla mexicana baja

Ante un repunte en la volatilidad de los mercados financieros globales, el tipo de cambio del peso frente al dólar subió por tercera jornada consecutiva, mientras que el precio de la mezcla de Pemex ligó su cuarto descenso.
Esteban Rojas
[El peso puso fin a una racha de dos jornadas de pérdidas ante el dólar. / Bloomberg] 

[El peso puso fin a una racha de dos jornadas de pérdidas ante el dólar. / Bloomberg]

Al menudeo, el dólar se vendió en 17.36 pesos, mientras que, en su cotización interbancaria, cerró en un nivel de 17.061 unidades, de acuerdo con datos del Banco de México.

Con esta caída, el peso acumula una pérdida de 2.3 por ciento frente al dólar en las últimas tres sesiones, con lo que se vuelve la moneda tercera moneda más depreciada del mundo en ese periodo.

La cercanía de la reunión del Fed, la caída en el precio del crudo y los precarios datos en China, han generado presiones en las divisas de mercados emergentes en las últimas sesiones. Por ende, los inversionistas huyen a mercados más ‘estables’ o en donde se sienten más cómodos con la aversión al riesgo”, comentaron analistas de Intercam en un reporte enviado ayer a sus clientes.

Las monedas de países emergentes, como Sudáfrica, Turquía y China registraron pérdidas en la jornada, mientras que el yen, el euro y la libra obtuvieron ganancias.

Otra vez cae la mezcla de Pemex

Mientras tanto, en línea con las cotizaciones internacionales de petróleo, la mezcla mexicana cayó por cuarta ocasión consecutiva, ahora 0.94 por ciento, para ubicarse en 29.37 dólares, un nuevo mínimo de siete años. En lo que va del mes, el crudo mexicano ha perdido 14.32 por ciento.

Durante la sesión de ayer, los precios internacionales del crudo tuvieron un repunte en las primeras horas de operación, tras una sorpresiva caída en los inventarios de Estados Unidos, una reducción en la producción y un incremento en las importaciones de ese país.
Tras el repunte de casi cuatro por ciento, los precios volvieron a caer debido a una toma de utilidades. En Nueva York, el WTI trepó hasta 38.99 dólares por barril, para caer después hasta 37.51 unidades.

La oportunidad de hacer dividendos no la dejaron escapar los participantes, porque las condiciones del mercado petrolero continúan siendo las mismas: gran abastecimiento, altos inventarios mundiales, alta producción y descuentos a los mercados de Asia, Europa y de Estados Unidos por parte de productores de Medio Oriente, lo que desvanecería el alza de los crudos en las jornadas subsecuentes.

Hasta la sesión del miércoles continuaba pesando las declaraciones y posturas que surgieron de la reunión de la OPEP el viernes pasado, debido a que de ninguna forma aliviaron la presión que existe actualmente sobre los precios internacionales, sino que por el contrario, puso más peso sobre ellas.

“No hay motivo para esperar ningún cambio de parecer”, dijo Antoine Halff, investigador sénior en el Centro de Política Energética Global en la Universidad de Columbia. “La estrategia está funcionando, simplemente no soluciona el problema de la noche a la mañana. El mercado se reequilibra, y hay presión sobre la producción de shale, pero llevará tiempo”.


… Y la BMV se da un respiro

A pesar de haber recortado las ganancias mostradas en la apertura, el Índice de Precios y Cotizaciones cerró la jornada en terreno positivo, luego de cinco días consecutivos con pérdidas.

Al cierre, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores ganó 0.38 por ciento, con lo que se ubicó en 42 mil 398.06 puntos.
Las fluctuaciones en el precio del petróleo hicieron ganar por la mañana a los principales índices bursátiles de Nueva York, lo que se reflejó también en el mercado mexicano, sin embargo, en Wall Street no se sostuvieron los números positivos.

El Dow Jones perdió 0.43 por ciento, en tanto que el S&P 500 y el Nasdaq cayeron 0.77 por ciento y 1.48 por ciento, respectivamente.
El índice VIX, que mide la volatilidad de los mercados, se elevó 11.42 por ciento, con lo que se ubicó en 19.61 puntos, un nivel que no veía desde mediados del mes pasado.