Mercados

China sacude a mercados emergentes

El reporte de cifras débiles en el comercio exterior de China reforzó los temores por un menor crecimiento económico global, lo que ocasionó una venta generalizada en las monedas y en los mercados accionarios de naciones emergentes.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
14 octubre 2015 5:0
China

(Reuters)

Las monedas más castigadas fueron aquellas con fuertes vínculos con el gigante asiático o con un predominio en sus exportaciones de materias primas.

Las mayores caídas correspondieron a las monedas de Brasil, Rusia e Indonesia con variaciones de 3.23, 1.80 y 1.69 por ciento, respectivamente.

El peso mexicano no fue la excepción y terminó con una caída en el día de 0.91 por ciento, al cerrar el dólar al mayoreo en 16.92 unidades a la venta.

Incluso monedas de naciones desarrolladas, como el dólar australiano, cayó 1.36 por ciento ante renovados temores por menores precios de las materias primas, derivados de una menor demanda en China.

En la jornada prevaleció la búsqueda de refugio, lo que se materializó en un avance del Franco Suizo, de 0.65 por ciento, y del Yen, de 0.25 por ciento.

En tanto, en los mercados accionarios, las caídas fueron generalizadas, aunque más pronunciadas en los mercados emergentes.

El índice MSCI Emerging Markets cayó 1.26 por ciento, mientras que el MSCI All-Country se contrajo 0.84 por ciento.

Las bolsas de Brasil y Argentina fueron de las más afectadas, pues cayeron 4 y 3.62 por ciento, respectivamente, sin embargo, medida en dólares, es decir, tras considerar la depreciación de sus monedas, las caídas se profundizaron a 6.30 y 4.76 por ciento.

Bajo esta misma medición, la bolsa de Indonesia cayó 3.76 por ciento y la de Turquía 2.24 por ciento.

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones perdió 0.92 por ciento debido a la depreciación del peso.

El epicentro de estos movimientos fue el reporte de un desplome de 20.4 por ciento en las importaciones de China durante el pasado septiembre, debido a los menores precios, pero también a una reducida actividad en su mercado interno, en tanto que sus exportaciones bajaron 3.7 por ciento.

Datos de China podrían causar más volatilidad
El próximo fin de semana será clave para definir el desempeño de la economía de China, lo que puede provocar altibajos en los mercados globales.

El sábado se publicará el Producto Interno Bruto del gigante asiático correspondiente al tercer trimestre del año. De acuerdo a un sondeo de Bloomberg, la cifra se ubicaría en 6.8 por ciento, que significaría su tasa más baja desde principios del 2009.

Otras cifras importantes son las relacionadas con las ventas minoristas y la producción industrial correspondientes al pasado septiembre.

De confirmarse un comportamiento débil en esa economía, su efecto negativo sobre las principales variables financieras a nivel internacional puede verse diluido en caso de que predomine la expectativa de que el gobierno y el banco central estuvieran dispuesto a aplicar nuevos estímulos monetarios y fiscales.

De lo contrario, existe el riesgo de una nueva devaluación del yuan para hacer más competitivo a su sector exportador, lo que sería una mala señal para los mercados.