Mercados

Brote de aversión por monedas emergentes arrastró al peso

Las monedas emergentes fueron arrastradas por la combinación de tres elementos: petróleo, Sudáfrica y Donald Trump; esto llevo al peso colocarse entre las 10 monedas que más perdió en la jornada, interrumpiendo ocho días de avance consecutivo.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
16 junio 2017 5:0
peso dólar

(Bloomberg)

Las monedas de naciones emergentes se hundieron en las operaciones del jueves ante los efectos de una ‘tormenta perfecta’ compuesta por posibles problemas legales que involucran a Donald Trump, dificultades en el sector minero de Sudáfrica y una debilidad en los precios del petróleo.

A la influencia de estos factores, no pudo escapar el peso.

De acuerdo con información del Banco de México, el dólar spot cerró la sesión en 18.081 unidades, con lo cual se alejó por el momento de un mínimo no visto desde el 6 de mayo de 2016. En el día, el peso retrocedió 15.60 centavos, equivalente a 0.87 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vendió en 18.35 unidades, cifra mayor al 18.25 reportado como cierre el miércoles por Citibanamex.

mercados


“El peso mexicano tuvo su mayor caída en dos semanas y con ello terminó una racha de ocho días consecutivos de avance. La caída en las acciones y commodities pesaron sobre el sentimiento hacia los mercados emergentes”, explicó George Lei, estratega de divisas de Bloomberg Intelligence.

“Una ola de ventas del rand sudafricano se extendió hacia otras monedas, especialmente sobre el peso y la lira turca”.

El tipo de cambio registró altibajos pronunciados, al alcanzar un máximo en 18.157 pesos y un mínimo de 18.055, en el mercado de mayoreo. La moneda mexicana, dentro de la muestra de 22 divisas seguidas por Bloomberg, ocupó el noveno lugar, en cuanto a las de mayor caída.

Otro factor relevante para la moneda fue el informe del Washington Post que señaló que el presidente estadounidense, Donald Trump, estaba siendo investigado por posible obstrucción de la justicia, lo cual generó incertidumbre y una mayor demanda de instrumentos de cobertura, como el dólar.

El índice que mide el billete verde subió 0.55 por ciento frente a una canasta de diez divisas, de acuerdo con información de Bloomberg. La búsqueda de refugio también provocó que el rendimiento del bono norteamericano a 10 años subiera 0.04 puntos porcentuales, al ubicarse en 2.16 por ciento.

Bajo un contexto de tensión internacional, en el mercado en México destacó la demanda por coberturas cambiarias.

El Banco de México colocó en su totalidad los 200 millones de dólares convocados en la subasta de estos instrumentos, mientras que la demanda fue por 469 millones. La relación entre lo ofrecido y lo demandado fue de 2.35 veces.