Mercados

Brecha de tasas “blinda” al peso contra caída
del PIB

Carry Trade. El “acarreo” de dólares ante la diferencia favorable de réditos para nuestro país, explica en parte la fortaleza de la moneda
Álvaro Montero
Esteban Rojas
09 mayo 2014 5:0
 [Bloomberg] EN PORTADA: Banxico reporta máximo histórico de 163,515 mdd al cierre de diciembre.

[Bloomberg] EN PORTADA: Banxico reporta máximo histórico de 163,515 mdd al cierre de diciembre.

CIUDAD DE MÉXICO.- El recorte de las expectativas de crecimiento económico para nuestro país no impactó al peso; por el contrario, la divisa mexicana se mueve a contracorriente apreciándose frente al dólar en el mercado cambiario local. El desempeño del peso se explica con tres palabras: tasas de interés.

Las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, respecto a mantener el retiro de los estímulos monetarios pero al mismo tiempo asegurar que las tasas de interés cercanas a cero por ciento van “para largo”, reactivó el carry trade o “acarreo de dólares” al mercado mexicano, fomentando la fortaleza de la moneda nacional.

Asimismo, el reconocimiento del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en el sentido de que en breve pudieran bajar las tasas de la región para contrarrestar un eventual periodo de deflación, provoca la reorientación de flujos a mercados con tasas de interés más altas y fundamentos estables, México es uno de ellos.

Ayer jueves la paridad interbancaria valor spot cotizó ligeramente arriba de 12.94 pesos por dólar, se trata del precio más bajo para el dólar desde el 18 de diciembre del año pasado, cuando se colocó en 12.86 unidades.

Los diferenciales de tasas entre México y Estados Unidos y la garantía de la Fed de no mover réditos al menos lo que resta de 2014, animaron a los inversionistas extranjeros para aprovechar los puntos porcentuales que se generan en el mercado mexicano, más una ganancia cambiaria provocada por la apreciación del peso frente al dólar.

Los flujos monetarios al mercado nacional son tan determinantes, que incluso pueden mantener fuerte al peso en un contexto de menor crecimiento económico.

Así, mientras que en Estados Unidos los réditos en el mercado interbancario se colocan prácticamente en cero por ciento, en México están alrededor de 3.5 por ciento en el mercado primario y 5.9 por ciento en el de bonos; son alrededor de 350 puntos básicos que para los inversionistas funcionan como un imán.

La búsqueda de los capitales de plazas financieras en donde poder obtener mejores rendimientos, podría extenderse en la medida en que tanto Europa como Japón llegaran a aplicarse estímulos monetarios adicionales; en el caso europeo básicamente con recorte de tasas de interés.

Bancos centrales en acción

Ayer, en la reunión del BCE se dejó la puerta abierta para aplicar medidas en caso de persistir una baja inflación y no haber señales más contundentes de una mayor actividad económica que fomente el crecimiento de precios.

En Japón, la política monetaria aplicada rinde algunos frutos para superar el largo ciclo de deflación, pero tampoco se puede descartar la aplicación de medidas adicionales de estímulo monetario.

Mientras existan señales de una prolongación o ampliación de las políticas de estímulos monetarios, los flujos de capitales buscarán al mejor postor.