Mercados

Bolsas de valores mundiales, entre la cautela y el optimismo

Varias plazas han tocado niveles de cierre sin precedentes; sin embargo, diversos factores inhiben el despegue de otras, mientras el dólar sigue fuerte y en consecuencia prácticamente todas las divisas del mundo están depreciadas.
Antonio Sandoval
Índice Shanghai Composite

Índice Shanghai Composite. (Bloomberg)

Las bolsas de valores del mundo se mueven entre la cautela y el optimismo.

Por un lado, la liquidez generada por las políticas monetarias en el mundo impulsan en varias zonas a los mercados bursátiles; por ejemplo, en Nueva York dos de los principales indicadores se instalaron en sus niveles máximos históricos al cierre de la semana pasada, mientras que otro está por alcanzar niveles no vistos en 15 años.

Por otra parte, factores como la caída del petróleo, la fortaleza del dólar y Grecia, generan volatilidad financiera que se refleja en las bolsas de valores.

El escenario se complementa con un dólar extremadamente fuerte y prácticamente el resto de las divisas del mundo débiles, más una todavía débil corrección al alza de las tasas de interés de los bonos, especialmente los estadounidenses.

Liquidez incesante
Las políticas monetarias de Europa, Japón y China, mantienen el flujo de liquidez a los mercados financieros.

Tanto que ayer la bolsa de valores de Alemania cerró en 11 mil 50.64 puntos, nivel sin precedente; en general las bolsas europeas acumulan cinco sesiones de ganancias, la mejor racha del año.

Pero las ganancias de hecho se recortaron, toda vez que Grecia dejó en ascuas a los inversores, al no presentar las propuestas comprometidas el viernes con el Eurogrupo para porrogar por cuatro meses el rescate financiero.

En Nueva York el Nasdaq ganó 0.10 por ciento y quedó en 4 mil 960.97 puntos; mientras que el Dow Jones y el S&P500 tomaron beneficios luego de los máximos de la semana pasada.

En el caso del Dow Jones la pérdida fue de 0.13 por ciento al finalizar en 18 mil 116.84 unidades; el S&P bajó 0.03 por ciento al colocarse en 2 mil 109.66 puntos.

El IPC de la BMV avanzó 0.29 por ciento, a 43 mil 675.87 puntos.
Las tasas de interés de los bonos estadounidenses quedaron nuevamente arriba de 2 por ciento; de hecho, parece que ya se instalaron en esos niveles como punto de arranque para movimientos posteriores.