Mercados

Apuestas contra el peso,
en máximos de 21 años

La decisión del Banco de México en materia de política monetaria también será un importante factor que determine la confianza en la moneda mexicana y por lo tanto en las posiciones en en contra de la moneda.
Esteban Rojas
peso-presion

(Especial)

La confianza en el futuro de la moneda mexicana se encuentra cerca de su peor nivel desde 1995, de acuerdo a los contratos negociados en el mercado del Chicago Mercantile Exchange (CME), cuando estuvo bajo los efectos de una de las más profundas crisis económicas de México.

El número de contratos que le apuestan a una baja en la moneda mexicana subió a 109 mil 868 al pasado 20 de septiembre, de acuerdo con la última información publicada por Bloomberg.

En tanto, los contratos largos, los cuales implican la confianza en una recuperación de la moneda mexicana, se ubican en 20 mil 526, lo que significa tres semanas consecutivas de ascenso, aunque no suficiente evitar que predomine un sesgo negativo.

Las cifras en el CME son un indicador clave debido a que muestra los sentimientos de los inversionistas con respecto al peso mexicano en el mercado de derivados, instrumentos que sirven para poder cubrir o transferir riesgos.

En el CME se negocia diversos tipos de instrumentos financieros como tasas de interés, acciones, monedas, así como también productos primarios (commodities).

Los movimientos en las apuestas contra el peso pueden tener movimientos significativos, dependiendo del resultado del primer debate entre Clinton y Trump.

“Si hoy le va bien (a Trump) y las encuestas siguen favoreciéndolo, es probable que eso signifique una mayor depreciación del peso”, dijo Carlos Capistrán, economista jefe de Bank of America en México y exdirector de análisis macroeconómico del banco central mexicano. “Todo eso pasa en el contexto de una economía mexicana que empieza a parecer más vulnerable”.

El otro gran evento que determinara la evolución de las apuestas en la presente semana se relaciona con el resultado y la confianza que se tenga en un posible acuerdo entre productores de petróleo, lo cual se reflejar en movimientos en el tipo de cambio.

La decisión del Banco de México en materia de política monetaria también será un importante factor que determine la confianza en la moneda mexicana y por lo tanto en las posiciones en el CME, prevén los especialistas.