Mercados

Alerta el FMI sobre excesivas depreciaciones monetarias

Las excesivas depreciaciones monetarias serán probablemente uno de los grandes asuntos que se tratará esta semana en la reunión de los principales responsables de las políticas económicas mundiales, en Washington.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
17 abril 2015 5:10
 [El índice del billete verde, que mide a la divisa estadounidense frente a una canasta de monedas, caía un 0.2% a 80,688. Bloomberg] 

[El índice del billete verde, que mide a la divisa estadounidense frente a una canasta de monedas, caía un 0.2% a 80,688. Bloomberg]

Las políticas monetarias expansivas, aplicadas en meses recientes por los principales bancos centrales del mundo podrían tener efectos perniciosos.

Para la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, las actuales depreciaciones de las divisas podría aumentar las tensiones globales sobre los tipos de cambio, principalmente en las economías emergentes.

“Una excesiva dependencia de las depreciaciones de los tipos de cambio para impulsar la actividad doméstica podría incrementar las tensiones globales”, refirió Lagarde en su “Agenda de Política Global”, que recoge los principales consejos y acciones del FMI para sus 188 países miembros.

Más de 20 bancos centrales del mundo han suavizado sus políticas monetarias en los últimos meses, incluyendo Europa y Japón, para apoyar a sus economías y enfrentar las presiones deflacionarias globales.

Tan sólo en esta semana, el dólar se apreció hasta niveles de 1.04 por euro, acercándose a la paridad uno a uno y alcanzado su mejor cotización desde 2003.

Por su parte, la semana pasada la libra esterlina agudizó su caída a un mínimo de casi dos años, y el yen japones aceleró su depreciación hasta 122 yenes por divisa estadounidense, su precio más bajo en más de 7 años y medio.

Según cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los países que apostaron por un alivio monetario en los últimos meses, significan prácticamente la mitad del Producto Interno Bruto mundial.

Lagarde dijo que aún no existe un buen sistema para ayudar a los países en tiempos agitados, como demuestran las recientes fluctuaciones en los tipos de cambio.