Mercados

2015, el año más volátil para la moneda mexicana desde 2011

Todavía no termina el año y la volatilidad de la moneda mexicana frente al dólar ya es la más alta de los últimos cuatro años, de acuerdo con diferentes métricas.
Abraham González
peso dolar

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hasta el viernes, el tipo de cambio interbancario había mostrado 36 variaciones de más de uno por ciento en el año -15 en favor del peso y 21 en favor de la moneda norteamericana-, de acuerdo con datos del Banco de México.

Esta cifra sólo es superada por los 40 movimientos de más de uno por ciento registrados en 2011 y los 53 de 2009, dos años en los que el peso se vio afectado por las crisis económicas en Estados Unidos.

El desplome en los precios del crudo, la incertidumbre sobre la política monetaria de la Fed y los temores sobre un menor crecimiento económico, tanto a nivel local como global, han sido los principales factores de los altibajos, según analistas.

“El peso fue golpeado por diversos factores: la expectativa de alza de tasas de la Fed, la caída del precio del petróleo, el nerviosismo alrededor de mercados emergentes y el menor crecimiento económico local, entre otros”, explicó Daniela Blancas, especialista en mercados financieros de Banamex-Citi.

Medida a través de su desviación estándar, el peso también muestra la mayor variabilidad de los últimos cuatro años, pues hasta el viernes era de 0.79 por ciento, sólo superada por la de 0.81 por ciento registrada en 2011.

Bajo el método Average True Range, que considera los máximos y mínimos registrados en el año, la volatilidad del peso también es la más alta en cuatro años, al marcar 8.9 por ciento en 2015, frente al 10.75 por ciento de 2011.

En lo que va de este año, el tipo de cambio ha marcado 21 máximos históricos. El más reciente se registró el 11 de noviembre, de 17.384 pesos en su cotización interbancaria, mientras que, en operaciones de ventanilla, se ubicó en 17.68 pesos.

“El peso hiló su tercer año con pérdidas, marcando mínimos históricos en su valoración frente al dólar cercanos a 17.50, tres pesos por encima del nivel de apertura del año”, recapituló Blancas.

“La Comisión de Cambios subastó alrededor de 24mil millones de dólares al mercado cambiario en el año, modificando en dos ocasiones los esquemas de intervención”.

FRENTE A LOS EMERGENTES

En el ranking de monedas emergentes, la divisa mexicana aparece como la octava con mayores pérdidas en lo que va del año, con una depreciación de 13.9 por ciento, según datos de Bloomberg.

El peso argentino, tras la liberación de sus controles cambiarios, encabezó la lista, con una caída de 36.1 por ciento.

El real brasileño se ubica en la segunda posición, con una desplome de 33.3 por ciento.

El peso colombiano, el rand sudafricano, la lira turca, el ringgit malayo y el rublo ruso, en ese orden son las monedas que también tuvieron una mayor depreciación que el peso.

Las monedas de Chile, Perú, Indonesia y Polonia, entre otras, han tenido una caída menor.

En el corto plazo, analistas no esperan una revalorización del peso, ante la persistencia en los bajos precios del crudos.

El tipo de cambio del peso frente al dólar se mantendrá débil, la probabilidad de revaluación del peso es muy baja. Consideramos que los bajos precios del petróleo son el principal factor para tal debilidad”, dijo Rodolfo Campuzano, analista de Invex.

“Otros factores que impedirán una revaluación del peso son el débil crecimiento del sector industrial norteamericano y la fragilidad financiera de varios países emergentes, así como la devaluación de sus monedas”.