Mercados

Mercados, un paso adelante de los reguladores

Tasa del bono referencial en los Estados Unidos cumple dos años con un comportamiento de alza, mientras la Fed sigue evaluando cuando elevará su tasa de referencia.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
28 julio 2014 9:3
Monex prevé revisiones a la baja del PIB de EU

Debido a que los resultados económicos de la economía estadounidense para el segundo trimestre de este año, la Reserva Federal (Fed) podría volver a revisar a la baja sus estimaciones de crecimiento para el PIB de ese país, estimó Eduardo Ávila, subdirector de análisis de Monex, quien conversó con Carlos Mota

CIUDAD DE MÉXICO.- En la presente semana, volverá a primer plano la discusión de cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) podría incrementar su tasa de referencia, pero el mercado hace más dos años que dio su veredicto.

La tasa de interés que paga el bono norteamericano a 10 años, tocó un mínimo histórico de cierre en 1.39 por ciento el 24 de julio del 2012. De esa fecha a la actualidad, prácticamente se ha duplicado, al ubicarse en los últimos días alrededor de 2.50 por ciento.

Los participantes de los mercados adelantaron el retiro gradual de los apoyos monetarios, mediante una disminución en la compra de bonos, todavía en proceso. La principal autoridad monetaria norteamericana, anunciará el último tramo de compra de papel de deuda en la reunión del próximo octubre.


En su ciclo de alza, la tasa del bono a 10 años llegó a tocar un máximo de 3.02 por ciento a finales del 2013, por el temor de que la Fed pudiera adelantar un incremento en el rendimiento de los fondos federales, ubicada en el mínimo histórico de entre 0.0 a 0.25 por ciento.

En los últimos meses, la tasa de interés del bono a 10 años ha mantenido un proceso lateral dentro de un rango muy amplio.
Como se puede apreciar, el mercado le ha hecho el trabajo sucio a la Fed, al incrementar las tasas de interés.

Hasta ahora, los mayores rendimientos se han interpretado como un sigo de una mejoría en la actividad económica, lo que se ha reflejado en un fuerte incremento en los precios de las acciones.

En una segunda fase, quizá las cosas puedan cambiar de color y no sean tan agradables.

En el momento de que la tasa del bono líder a 10 años en los Estados Unidos rompa al alza la barrera de 3.0 por ciento, se retomará la tendencia ascendente, lo que podría originar temores de un freno a la recuperación económica y al consiguiente aumento en el costo de oportunidad de seguir incrementando las posiciones en activos de mayor riesgo, como las acciones.