Mercados

Todavía seguirá el tono 
"paciente"

En la reunión de enero, el banco central reconoció que la economía estadounidense está desempeñándose a un “paso sólido, con fuerte generación de empleo, la cual empujó hacia abajo el desempleo a 5.6 por ciento en diciembre.
Rincón Del Experto
[A partir de este mes, la Fed reducirá en 10 mil mdd sus estímulos economicos. / Bloomberg / Archivo]

[A partir de este mes, la Fed reducirá en 10 mil mdd sus estímulos economicos. / Bloomberg / Archivo]

Las palabras “puede ser paciente” fueron percibidas como la declaración más importante contenida en el comunicado divulgado, la semana pasada, al finalizar en Washington la primera reunión de la Reserva Federal de 2015.

El banco central estadounidense mantuvo a los mercados con todo tipo de expectativas.

Los analistas trataron de aclarar la respuesta de la siguiente pregunta, consistente en cuándo el banco central principiará el anticipado despegue de las tasas de interés en Estados Unidos.

Es esa una de las grandes preguntas que han dominado en los mercados financieros durante los meses recientes.

La presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, en diciembre pasado, dijo que el despegue puede comenzar, dependiendo del desempeño económico, lo que no abona a la certidubre de corto plazo en los mercados financieros.

Yellen añadió que sería después de dos reuniones adicionales, programadas para marzo y abril.

Por ende, esto fue interpretado como confirmación que el despegue comenzará en la reunión del 16 y 17 de junio.

Antes de esas fechas los mercados estarán en un intenso debate, seguramete junto con algunos de los miembros de la Fed.

En la reunión de enero, el banco central reconoció que la economía estadounidense está desempeñándose a un “paso sólido, con fuerte generación de empleo, la cual empujó hacia abajo el desempleo a 5.6 por ciento en diciembre.

La tasa de desempleo es clave en la fecha probable del ajuste de las tasas de interés.

No obstante, la inflación permanece subyugada, debajo del objetivo de 2 por ciento anual esperado por la Reserva Federal.

Así lo confirmó el Departamento de Trabajo, porque en 2014 el Indice de Precios al Consumidor llegó apenas a 0.8 por ciento, lo cual junto a la caída del precio del petróleo y la fortaleza del dólar, le otorgan amplia justificación a la paciencia del banco central.

La inflación es otro factor determinante, y su evolución es claramente inferior a las expectativas

Además, según el Departamento de Comercio, en 2014 la economía estadounidense creció 2.4 por ciento, un poco más de la tasa de crecimiento potencial de 2 por ciento.
análisis