Mercados

Tasas, la causa de la minusvalía en las Afores

La expectativa de alza en tasas de interés impactó los precios de los fondos de inversión a la alza, con el consecuente rendimiento negativo y la disminución de los activos disponibles.
Antonio Sandoval
Antonio Sandoval
09 abril 2015 5:10
¿Debes o no prestar dinero?

La mayoría de las personas hemos prestado dinero a algún familiar o conocido, sin embargo hay varios puntos a considerar antes de hacerlo para evitar que afecte tus finanzas y hasta la relación con esa persona.

CIUDAD DE MÉXICO.- Marzo fue malo para los fondos de ahorro para el retiro, tuvimos la primera minusvalía del año en curso.

Con poco más de 400 mil millones de pesos en minusvalía, los fondos de ahorro finalmente no pudieron evadir el riesgo que implica la enorme volatilidad en los mercados financieros globales.

Si tuviéramos que definir con una sola palabra la causa de las minusvalías durante marzo, esa sería sin lugar a dudas: tasas
Las tasas de interés durante marzo tuvieron un punto de inflexión, apenas perceptible pero suficiente para generar minusvalías en los fondos.

Los fondos de inversión están valuados a determinado precio; una tasa de interés tiene dos componentes: el precio ya mencionado y la tasa de rendimiento.

Cualquier bono o instrumento de inversión tienen un precio (Cetes, bondes, etc.), la parte más conocida de las inversiones es la tasa de rendimiento, casi nadie menciona el factor precio, en una inversión.

Así, cuando un fondo tiene invertidos recursos en algún instrumento, todos los días hay variaciones en sus rendimientos y precios; de hecho, el segundo es el que determina finalmente el valor de la inversión en el mercado.

El precio se mueve en sentido inverso a la tasa de interés: a menor precio mayor tasa.

Por lo tanto, si la expectativa de tasa de interés es al alza, el precio del bono o instrumento de inversión es a la baja, ahí se generan las minusvalías.

Así funcionó en marzo, la expectativa de alza en tasas de interés impactó los precios de los fondos de inversión a la alza, con el consecuente rendimiento negativo y la disminución de los activos disponibles.