Mercados

Tasas de interés en México pueden haber tocado piso

Rendimiento de Cetes toca mínimo histórico en subasta primaria. Tasa de Bono M a 20 años se desploma 0.59 puntos.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
10 junio 2014 11:54
[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg] 

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

Algunos participantes de los mercados a veces tienden a tener una especie de comportamiento bipolar. Después de haber defendido fuertemente que era prácticamente imposible que el Banco de México bajara su tasa de referencia, en su reunión del pasado 6 de junio, pueden caer en la tentación de pensar que el movimiento de baja se puede extender todavía por mucho tiempo.

Dese el pasado viernes se observó una fuerte caída de las tasas de interés en la parte larga de la curva de rendimiento en el mercado de duda secundario. En particular, sobresale el desplome de las tasas en los bonos gubernamentales de tasa fija, mejor conocidos como bonos M.

La subida en los bonos mexicanos de largo plazo y su consiguiente disminución en su tasa, ha dado signos muy rápidos de algún agotamiento, al dar signos de rebote al inicio de la presente semana.

Otro fenómeno a destacar, se relaciona con el hecho de que el rendimiento de los Cetes en la subasta primaria de valores gubernamentales haya alcanzado nuevos mínimos históricos. Este comportamiento se acompañó, también, con una baja en tasas de interés de los instrumentos subastados de largo plazo.

No todo el camino para las tasas de interés es cuesta abajo, por el contrario se puede estar en una fase en que el camino se aplane, previo a una posterior subida.

En el caso del Banco de México, difícilmente realizará una nueva reducción en su tasa de referencia. Lo más probable es que el próximo movimiento sea al alza, aunque hasta el próximo año.

La reducción en el crecimiento de la inflación en nuestro país es probable que haya tocado fondo entre el pasado abril y mayo, para iniciar una moderada alza a partir del presente mes. Esto tiende a restar margen de maniobra para poder observar rendimientos en el mercado de deuda más bajos.

Las tasas de interés en los Estados Unidos al parecer también han tocado fondo en su reciente ciclo de baja, iniciando un moderado rebote, cuya extensión dependerá de la fuerza de la recuperación de la economía norteamericana.

La Reserva Federal muy probablemente terminará sus compras de bonos en octubre próximo. Con ello, se estará más cerca de iniciar un movimiento al alza en la tasa de fondos federales.

El balance de riesgos apunta a que probablemente las tasas de interés en nuestro país han descontado el efecto favorable proveniente de la aplicación de una política monetaria más flexible por parte del Banco de México, lo que aunado a los factores arriba mencionados, significaría que han alcanzado un piso en su caída.