¿Por qué sería mala idea un sucesor interino de Carstens?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué sería mala idea un sucesor interino de Carstens?

COMPARTIR

···
Dinero

¿Por qué sería mala idea un sucesor interino de Carstens?

Los mercados financieros mexicanos estarán atentos en los próximos días al relevo en el Banco de México ante la salida de Agustín Carstens; el riesgo: la designación de un gobernador interino.

Clara Zepeda
15/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uno de los acontecimientos que esperan los mercados financieros en los próximos días es el relevo de Agustín Carstens en el Banco de México (Banxico), sin embargo, la designación de un gobernador interino sería una mala señal para los inversionistas, de acuerdo con Monex.

“Si es interino se genera mucha incertidumbre de quién va a estar al frente, más allá de que las decisiones son colegiadas, pero siempre sería mejor, sobre todo para los inversionistas internacionales, saber quién va a estar al frente del Banco de México”, aseveró Carlos González Tabares, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex.

En la presentación de las perspectivas de ese grupo financiero, el especialista previó que la economía mexicana comienza a desacelerarse, por lo que recortaron su perspectiva de crecimiento de México para el 2018, de 2.5 por ciento, a 2.3.

La disminución en el ritmo de crecimiento del consumo interno es una de las razones que explica la desaceleración de la economía mexicana y es una consecuencia directa del incremento en la tasa de interés de referencia, aseguró Janeth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex.

"Hay una contracción importante del crédito al consumo que se da por la política monetaria restrictiva del Banco de México, que tenía precisamente como objetivo restringir el consumo para contener la inflación”, dijo la experta.

Por otro lado, el peso mexicano se mantendrá presionado buena parte del 2018, con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la reforma fiscal de Estados Unidos, las elecciones presidenciales, la fortaleza del dólar (en los mercados internacionales) y los eventos geopolíticos pueden hacer fluctuar al tipo de cambio sobre los 18 y 20 pesos por dólar, previó Quiroz.

Para el mercado de capitales, González estimó que podría verse limitado durante la primera mitad del siguiente año, derivado de un escenario de incertidumbre relacionada con temas locales e internacionales, pero que tomará fuerza en la segunda mitad y alcanzaría los 54 mil puntos al cerrar 2018.

,