Mercados

Subió la confianza del consumidor a máximo
de 7 años

Una mayor confianza debería catapultar el gasto del consumidor, que representa cerca de 70 por ciento de la economía general, además de mejorar las previsiones económicas para 2014.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
27 agosto 2014 5:15
  [Gente evacuando edificios, después del sismo. Foto: Reuters] Es el sismo más grande de Irán en 40 años; se registró cerca de la frontera con Pakistán. 

[Gente evacuando edificios, después del sismo. Foto: Reuters] Es el sismo más grande de Irán en 40 años; se registró cerca de la frontera con Pakistán.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las expectativas de mejoría para la economía estadounidense siguen en aumento.

En esta ocasión, la tendencia se confirma con el incremento de la confianza del consumidor a niveles no observados en casi siete años.

Según The Conference Board, el índice que mide la confianza del consumidor estadounidense repuntó hasta 90.3 unidades en agosto, su mayor nivel desde octubre de 2007.

La cifra también estuvo arriba de la lectura revisada de 90.3 puntos del mes anterior, y de la previsión de los analistas, que esperaban un dato de 89 puntos.

Este mismo indicador promedió 97.8 puntos durante la expansión de la economía de la década pasada y 53.7 unidades en los 18 meses que duró la recesión, misma que concluyó en junio de 2009.

El aumento gradual de las oportunidades de empleo y el repunte de los mercados accionarios –cerca de máximos históricos– contribuyen para que los estadounidenses mejoren sus expectativas hacia el final del año.

Los empleadores acumularon en julio seis meses consecutivos generando más de 200 mil empleos mensuales, representando la mayor racha en un periodo similar desde 1997.

Esa época a la que se hace referencia líneas arriba, es por cierto el periodo más extenso de expansión económica en Estados Unidos.
Una mayor confianza debería catapultar el gasto del consumidor, que representa cerca de 70 por ciento de la economía general, además de mejorar las previsiones económicas para 2014.

Recientemente, analistas han elevado sus estimados anuales de crecimiento para la economía estadounidense, a un rango de entre 2.0 a 2.2 por ciento, desde previsiones anteriores de una expansión dentro de la banda de 1.5 a 1.7 por ciento.

El optimismo generado por la cifra se sustenta en la posibilidad de que los estadounidenses podrían gastar más en los próximos meses, dando un importante impulso a la economía.

El gasto de los consumidores representa 70 por ciento de la actividad económica del país.

La encuesta del mes pasado arrojó que la opinión de los estadounidenses hacia el mercado laboral ha mejorado considerablemente.

De esta manera, el porcentaje de gente que dijo que subió mucho el empleo, se incrementó de 15.6 en el mes de julio a 18.2 en agosto.

También, el índice que mide los trabajos difíciles de conseguir bajó a 30.6 por ciento frente a una cifra previa de 30.9 puntos en julio pasado, al tiempo que el índice de trabajos abundantes subió a 18.2 por ciento respecto a la cifra de 15.6 puntos que se reportó en el mes previo.

Así, la percepción de los consumidores por lo general sigue el dato del desempleo a destiempo, pero genera una expectativa futura en torno a la confianza de los consumidores para ejercer gasto personal, que está al margen de los costos fijos que tiene cualquier familia o individuo.