Mercados

Sube interés por bonos mexicanos

Los gestores de fondos aprovechan oportunidades que los robots no pueden tomar, aseguran especialistas
Bloomberg News
 [Bloomberg] La SHCP seguirá ofreciendo segregados de Udibonos a 30 años cada 12 semanas.

[Bloomberg] La SHCP seguirá ofreciendo segregados de Udibonos a 30 años cada 12 semanas.

Hace dos meses, los administradores de fondos luchaban para encontrar algún bono en un país emergente que pudiera ofrecer algo de valor para sus portafolios. Hoy, México se ha convertido en una de esas oportunidades.

Después de las elecciones en Estados Unidos, los robots que operan los portafolios de ETFs alrededor del mundo tomaron decisiones basados en la tendencia de los mercados.

En la reacción inicial, México no salió bien parado, al registrar una venta generalizada de activos, entre ellos, bonos soberanos. Ahora, los operadores de fondos de gestión activa, es decir, en los que un humano toma las decisiones, han encontrado un valor atractivo para poder invertir.
“Cuando los robots son forzados a vender, el valor se presenta para los administradores activos”, dijo Avi Hooper, quien administra fondos para Invesco Advisers. “Nos vimos frente a la oportunidad de comprar bonos a niveles que no habíamos visto desde principio de año”.

De acuerdo con información de Bloomberg, tras el triunfo de Donald Trump, el bono referencial a 10 años del gobierno mexicano alcanzó un rendimiento de hasta 7.48 por ciento, un máximo desde 2011, para después recuperarse tras llamar la atención de algunos administradores. En promedio, la curva de rendimiento de México se elevó 113 puntos base en las dos semanas posteriores a las elecciones y recuperaron 23puntos en las siguientes dos semanas.

Esta es una pequeña victoria para los fondos mutuos tradicionales, quienes han luchado por los clientes contra ETFs de bajo costo, y que muestra el beneficio potencial de pagar un poco más para contratar a un administrador que es capaz de realizar operaciones con su propio juicio para encontrar activos de alta calidad en medio de una venta masiva.

De acuerdo con la última encuesta mensual entre administradores de fondos de BofA Merrill Lynch, los niveles de efectivo como porcentaje de la cartera total habían crecido a máximos de 15 años, ante la incertidumbre a nivel global. Ahora, podrían gastarlo en estas compras de oportunidad, una ventaja que los fondos pasivos, manejado por robots, no tiene, pues toman sus decisiones con base en el sentimiento del mercado.

Mark Kiesel, administrador de fondos en Pimco, señaló en una entrevista televisiva con Bloomberg que la firma tiene el ojo puesto en algunos países emergentes con fundamentales sólidos, cuya deuda podría haber sido “sobrevendida” por el efecto Trump.

No obstante, las valuaciones más atractivas no significan que todo mundo esté convencido de que sea el momento más adecuado para salir a comprar activos de países emergentes. Nick Eisinger, estratega de deuda gubernamental para Vanguard Asset Management, con sede en Londres, dijo que los riesgos globales que se darán de aquí hasta el 20 de enero, cuando Trump asuma la presidencia, podrían volver a disparar la volatilidad.

“Nos mantenemos cautelosos por el momento”, dijo Eisinger. “Nadie quiere verse sorprendido por fluctuaciones”.

EMERGENTES, EN LA MIRA
Luego de tocar un mínimo de ocho meses tras las elecciones en Estados Unidos, los ETFs que invierten en bonos de países emergentes podrían recuperarse ante las valuaciones atractivas.
En las últimas seis sesiones, el fondo iShares JPMorgan USD Emerging Markets recuperó 1.57 por ciento, mientras que el PowerShares Emerging Markets Sovereign Debt ganó 1.77 por ciento.

Brasil es uno de los países que también ha podido recuperarse en los últimos días. Después de las elecciones en Estados Unidos, el rendimiento del bono a 10 años se incrementó hasta 111 puntos base, para recuperar 57 puntos en las últimas cuatro jornadas.
— Con información de Abraham González