Mercados

Sobre la comisión
por saldo

El cobro de comisión por saldo tiene la ventaja para las Afores de que les genera ingresos crecientes; lo hemos señalado en diversas ocasiones.
Antonio Sandoval
Antonio Sandoval
15 junio 2015 5:10
¿Debes o no prestar dinero?

La mayoría de las personas hemos prestado dinero a algún familiar o conocido, sin embargo hay varios puntos a considerar antes de hacerlo para evitar que afecte tus finanzas y hasta la relación con esa persona.

CIUDAD DE MÉXICO.- Al inicio del sistema de cuentas individuales se fijaron varios esquemas de cobro de comisión, a fin de ajustarse a las condiciones que mejor les favoreciera a las Afores, y también a los trabajadores.

Hubo cobro de comisión por saldo, por flujo, una combinación de ambas y hasta cobro de comisión por tasa real.

Los primeros años del sistema eran fundamentales para su consolidación, por eso incluso algunos expertos en la materia validaron la estrategia del cobro de comisión, debido a las inversiones iniciales de parte de las instituciones.

Conforme el sistema se estabilizó, la existencia de varios esquemas de cobro de comisión empezó a agotarse, los riesgos de anarquía en ese segmento se hicieron cada vez más evidentes y fue necesario llegar a uno solo, uno que le conviniera tanto a las Afores como a los trabajadores.

¿A quién le conviene más?
El esquema único de cobro de comisión por saldo está vigente desde el 15 de marzo de 2008, hace poco más de 7 años.

Éste esquema no es la panacea, tiene mucho de perfectible, pero es uno que aporta claridad en las tareas comparativas de los trabajadores.

Antes de 2008, y especialmente en los tres años previos, los titulares de las cuentas individuales empezaron a confundirse, el cobro de distintas comisiones de parte de su administradora aportaba poco a la transparencia.

Es así como la existencia de una sola comisión facilita más el control para los trabajadores. Ahora bien, un esquema de comisión siempre representará un costo para quien lo paga, y un ingreso para quien lo recibe; esta obviedad no lo es tanto, sobre todo en una sociedad con escasa cultura financiera.

El cobro de comisión por saldo tiene la ventaja para las Afores de que les genera ingresos crecientes; lo hemos señalado en diversas ocasiones, conforme más dinero tengan los trabajadores, simplemente con los depósitos patronales a sus cuentas, más ingresos reciben las Afores. Para los trabajadores siempre será complicado encontrar la comisión justa o adecuada, nunca dejará de ser un costo.