Mercados

Mercados se preparan para incertidumbre fiscal en EU

En septiembre, el Congreso de EU debe elevar el techo de la deuda de ese país para evitar que caiga en impago y también tendrá que aprobar el presupuesto para el año fiscal 2018.
Clara Zepeda
Introduzca el texto aquí
28 agosto 2017 4:55
Capitolio

(Reuters)

Septiembre es un mes crítico en la agenda fiscal de Estados Unidos, no sólo porque el presidente Donald Trump tendrá que demostrar su solvencia política, sino también deberá garantizar la solvencia financiera del país. El próximo mes se alcanzará el techo permitido en el nivel de deuda norteamericana, al mismo tiempo que se celebrará la aprobación del presupuesto fiscal 2018 por parte del Congreso.

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, explicó que el nivel de la deuda ya se encuentra ligeramente por arriba del límite, lo que ha llevado al gobierno a emplear medidas extraordinarias para no caer en cesación de pagos.

“El límite de endeudamiento está fijado en 19.81 billones de dólares, cifra que ya se alcanzó recientemente. Las únicas noticias que se tienen hasta el momento señalan que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, le comunicó al presidente de la Cámara, Paul Ryan, que el Congreso debe actuar antes del 29 de septiembre para elevar este techo. Si para esa fecha no se ha aprobado una nueva ampliación, el gobierno podría caer en cesación de pagos”, señaló Quiroz.

En 2011, la volatilidad generada por el techo de deuda se incrementó significativamente, cuando el Congreso llevó hasta el último minuto la decisión del tope. Ello provocó que la agencia Standard & Poor’s le bajara por primera vez en la historia del soberano la calificación crediticia a AA+, desde AAA con perspectiva negativa.

A mediados de marzo de 2017, terminó la suspensión del techo de la deuda implementado durante la administración de Barack Obama y, desde entonces, el Tesoro ha utilizado medidas extraordinarias para permitir al gobierno seguir endeudándose. No obstante, el Departamento del Tesoro no ha notificado cuándo concluirá el plazo para elevar el límite de la deuda.

A la par de esa negociación, el Congreso tendrá que lograr un consenso sobre el presupuesto para el año fiscal 2018, que empieza el 1 de octubre, ampliando el campo de batalla para los republicanos.

“Antes de que el Congreso de Estados Unidos vuelva a sesiones para la discusión del presupuesto 2018 y el techo de la deuda, Trump busca que el Congreso destine recursos para el financiamiento del proyecto (muro) en el presupuesto de 2018 y provocaría el cierre del gobierno estadounidense de ser necesario para que el muro sea construido, lo que generó incertidumbre entre los mercados”, señaló Roberto Galván, analista de Intercam Casa de Bolsa.