Mercados

Se desploma el precio del dinero; Cetes, abajo de 3%

La TIIE ligó 3 sesiones en mínimos históricos; todo es consecuencia directa del recorte en la tasa de interés del Banxico que respondió a la ola que provocaron los bancos centrales.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
11 junio 2014 5:0
[Agustín Carstens destacó que la autogestión de Banxico permitió terminar con rachas de crisis financieras y altos precios. / Cuartoscuro / Archivo]  

[Agustín Carstens destacó que la autogestión de Banxico permitió terminar con rachas de crisis financieras y altos precios. / Cuartoscuro / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El precio del dinero en nuestro país se ha desplomado a niveles sin precedente, al menos en los indicadores interbancarios y de emisión primaria, que marcan la tendencia de las tasas activas, aquellas que se cobran por otorgar créditos.

La tasa líder de los Cetes a plazo de 28 días, uno de los indicadores más importantes para los mercados mexicanos, se desplomó el martes y rompió el soporte de 3 por ciento por primera ocasión en la historia, al colocarse en 2.92 por ciento.

El ajuste estaba descontado por los mercados, aunque existe un consenso general en el sentido de que los retrocesos de los Cetes rebasaron cualquier expectativa; sólo la tasa líder bajó 37 puntos base, o bien 0.37 puntos porcentuales.

Por su parte, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), otro importante referente de los mercados crediticios nacionales, ligó por primera ocasión en su historia tres días de retrocesos a mínimos jamás vistos; ayer martes quedó en 3.3160 por ciento.

Ambas tasas de referencia, Cetes y TIIE, son fundamentales para determinar los costos crediticios, en la práctica sus niveles reflejan el costo del dinero y nunca en la historia del país estuvieron tan bajas como ahora.

En ese sentido, la sesión de ayer martes ha marcado un hito en la tendencia de los costos para el dinero en nuestro país.

Bancos bajarán tasa de captación
La ruptura del soporte de 3 por ciento en la tasa de referencia de los Cetes, seguramente provocará una ola de ajustes a la baja en las tasas de captación bancaria.

Los réditos que paga la banca al público inversionista ya de por sí son muy bajos, ahora lo serán más. Peor aún , este tipo de tasas de interés, las de captación bancaria, sí reaccionan prácticamente de inmediato; es decir, los ajustes no se harán esperar.

La tasa de los Cetes a plazo de 91 días también tocó un nivel mínimo histórico de 3.0 por ciento, al caer 0.40 puntos porcentuales, mientras que el plazo de 182 días hizo lo propio con una baja de 0.44 puntos y un nuevo mínimo para la historia de 3.07 por ciento.

Aunque los Cetes no son el principal referente para los mercados de dinero, ya que los bonos han ganado terreno, dichas tasas siguen como focos importantes para muchas de las actividades económicas en México

¿Serán más baratos los créditos?
El mecanismo para calcular los costos de los créditos incluye tasas promedio, es decir, no habrá un recorte inmediato del costo de los préstamos, mucho menos a los niveles que observan hoy las tasas nominales.

Sin embargo, la permanencia de tasas de interés bajas, en mínimos o niveles jamás vistos, debería ser factor determinante para que los préstamos en México sean cada vez más baratos, al menos en el sistema financiero formal.

Sin embargo, también es importante recordar que los costos de los préstamos no bajan a la misma velocidad que las tasas nominales, tampoco es factible que se acorten las brechas entre las tasas de referencia y las tasas para préstamo.

Por ejemplo, la tasa nominal promedio de la tarjeta de crédito en México se ubica en 28 por ciento al cierre de mayo, lo que significa que existe una brecha de prácticamente 23 puntos porcentuales.

El costo del dinero en México es más barato que nunca, pero hace falta un periodo muy prolongado en esos niveles, más estabilidad financiera y económica, para que los créditos se abaraten mucho más.