Rincón del Experto: Tasas libres de riesgo y retornos históricos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rincón del Experto: Tasas libres de riesgo y retornos históricos

COMPARTIR

···
Dinero

Rincón del Experto: Tasas libres de riesgo y retornos históricos

El Bono del Tesoro estadounidense a 10 años es sinónimo de inversión refugió en los últimos 55 años y ha sido testigo de episodios de volatilidad, presiones inflacionarias y hasta una gran crisis.

Iván Barona, director de GBMHomebroker
29/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El más famoso instrumento libre de riesgo a nivel internacional es el bono de 10 años de los Estados Unidos. En poco más de medio siglo ha sido testigo de episodios de volatilidad, tensiones políticas, presiones inflacionarias, caídas de mercado e incluso una Gran Crisis, hace ya casi una década.

En este vaivén, los inversionistas lo han visto como el resguardo de valor por antonomasia, atenido al destino que guíe a la economía americana.

En poco más de 55 años de información disponible, hemos visto que el comportamiento en estas tasas (nominales) no asemeja una distribución normal, por lo cual hablar de promedios no tendría algún significado estadístico.

De todos modos, para las mentes curiosas el promedio y mediana de estas tasas es de 6.21 y 5.96 por ciento, respectivamente.

Mientras en la primera mitad de la década de los años 80 se vieron tasas de doble dígito, alcanzando casi 16 por ciento, han pasado 32 años sin que la tasa del bono supere el 10 por ciento. Incluso en la última década ha tocado mínimos por debajo del 1.5 por ciento.

Ahora bien, vale la pena recordar que la tasa de interés es considerada el precio del dinero, y algunos de los factores que intervienen en este precio, además de la natural oferta y demanda, son: inflación, crecimiento económico y finanzas públicas, entre otras.

De tal modo, parecería pertinente ajustar estas tasas por lo menos a la inflación anual observada. Aplicado este ajuste, podemos ver que históricamente el valor del dinero en el tiempo ha promediado 2.3 por ciento, en términos reales, y ha fluctuado entre menos 4.4 y 9.2 por ciento.

Destaca que la tasa real negativa fue observada no solo en la última década, sino a principios y finales de los años 70 donde presiones inflacionarias superaban la tasa nominal del bono de 10 años.

Si bien vivimos en un entorno de tasas bajas a raíz de los movimientos de la Reserva Federal (Fed) para apoyar el crecimiento económico y garantizar liquidez en los Estados Unidos desde finales de la década anterior, la pregunta que ronda es: ¿Cuál será el impacto una vez que el proceso de normalización --que ya comenzó-- se siga materializando?

Tomando en cuenta los niveles de tasas actuales con los niveles observados de inflación, pareciera que todavía hay espacio, si tomamos en cuenta el promedio de largo plazo de 2.3 por ciento real contra el 0.4 por ciento real al cierre de octubre.

En otras notas el pasado mes de agosto se cumplieron 10 años de la última vez que el bono de 10 años superó el 4.5 por ciento.

Esto quiere decir que si alguien tenía en agosto de 2007 un bono que le pagaría un 4.5 anual por diez años, y lo mantuvo a vencimiento, lleva un par de meses buscando un instrumento que pueda brindar ese rendimiento.

En diciembre de 2017 se cumplirán 10 años desde la última vez que el bono de 10 años superó 4.0 por ciento.

,