Mercados

Rincón del experto:
Rebote en el empleo

La caída invernal de la economía de Estados Unidos ha sido sucedida por un rebote en la creación de empleo. 
Rincón Del Experto
Empleo

(Bloomberg)

La semana antepasada el Departamento de Trabajo de Estados Unidos dijo que en abril fueron creados 223 mil nuevos puestos de trabajo no agrícola, lo cual redujo la tasa de desempleo a 5.4 por ciento, desde 5.5 por ciento.

Dicha tasa está mur cerca de los niveles de pleno empleo que los economistas reconocen.

Además, los 85 mil nuevos empleos creados en marzo resultaron de una revisión hacia abajo, desde 123 mil como dato previo, lo que impulsó la creación de empleos en el mes posterior.

Esto fue visto como indicación que el magro crecimiento económico de 0.2 por ciento, del primer trimestre de este año, será rebajado a una contracción que algunos analistas proyectan en 0.6 por ciento.

No obstante, el rebote en la creación de empleo confirmó que fueron transitorios los factores que frenaron la economía durante el primer trimestre de este año, tal como también reconoce la Fed y analistas del sector privado.

En abril, todos los sectores mostraron aumentos en las contrataciones, excepto la minería que incluyendo la producción de energía perdió 15 mil empleos durante el cuarto mes del año en curso.

Los mayores aumentos en cuanto a generación de empleos ocurrieron en los sectores de altos salarios, tales como los servicios comerciales y profesionales con 62 mil empleos, seguidos por la construcción y el cuidado de la salud con 45 mil empleos cada uno; estos sectores son determinantes para el ritmo económico estadounidense.

En contraste, los salarios permanecen estancados, con un aumento de 3 centavos desde marzo, equivalente a un incremento anual de 2.2 por ciento.

Los mercados reaccionaron positivamente, porque el rebote en la creación de empleo, junto al estancamiento salarial y la inflación baja son percibidos como insuficientes para justificar el esperado despegue de las tasas de interés.

Así, las tasas podrían mantenerse estables, por lo menos hasta la reunión del banco central programada para mediados de septiembre.