Mercados

Rincón del experto: Inversiones, más
allá del entorno global

En un mundo de globalización financiera, en donde los mercados internacionales se mantienen relacionados y reaccionan a entornos específicos generando volatilidad, los inversionistas pueden verse influidos por sus emociones.
Rincón Del Experto
Especial China y Grecia

Especial China y Grecia

La situación en Grecia con respecto a la renegociación de su deuda que podría llevar a un tercer rescate bajo condiciones más exigentes, así como el reciente colapso de casi 30 por ciento que experimentó el mercado accionario de China en un mes, después de haber registrado un retorno de 140 por ciento en el último año, ha hecho que la volatilidad se haga más notoria en los últimos días.

Sin embargo, esto no es nuevo.

En los últimos años los mercados se han caracterizado por episodios con gran aumento en la volatilidad tales como la crisis de la burbuja tecnológica en el 2000; la crisis Argentina del 2001 y 2002; la crisis financiera de 2007 a 2010; y la crisis de la deuda europea que inició en 2012.

En todos los casos, el común denominador en los inversionistas fue cuestionar sus decisiones de mantener exposición a un mercado en particular.

Pese a lo anterior, la historia también nos ha validado que los principios fundamentales de cualquier inversión con perspectiva de largo plazo como la diversificación, la disciplina en respetar el horizonte de inversión y mantener paciencia controlando las emociones, prevalecen como estrategias eficientes para enfrentar dichos entornos.

Para comprobarlo, en GBMfondos, realizamos un análisis con una combinación similar a la distribución que actualmente mantiene la industria de fondos de inversión en México para simular a un tipo de inversionista local, con una distribución de 75 por ciento en deuda y 25 por ciento en renta variable, representados por el Cete e IPC, respectivamente.

Los resultados mostraron que en periodos continuos de cada cinco años, del 2000 al 2014 para incorporar las crisis que señalamos al inicio, no se registraron rendimientos negativos y se superó a la inflación; evidenciando que, hasta el momento, los fundamentales siguen siendo una guía para transitar favorablemente en los mercados y beneficiar nuestros objetivos financieros.