Mercados

Rincón del experto: Desaceleración Latinoamericana

Colaboradores externos, dan su opinión basados en análisis y experiencia en los mercados financieros.
Álvaro Montero
Inflación aún no debe ser vigilada: Barclays

El índice de inflación del país aún no debe estar en el radar ya que la economía mexicana continúa su crecimiento y no se presentarán presiones salariales o por demanda, por ende, el Banco de México puede mantener su tasa por un tiempo prolongado, estimó Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays.

CIUDAD DE MÉXICO.- Casi todas las agencias económicas internacionales revisaron hacia abajo las proyecciones de crecimiento económico en Latinoamérica.

El desempeño de la región ha sido lesionado por la caída de los precios de las materias primas causado por la desaceleración de la mayoría de economías avanzadas y de China.

El Fondo Monetario Internacional ahora proyecta el crecimiento económico de toda la región en 1,3 por ciento, “la segunda tasa de crecimiento más baja en 12 años.” Esto es más de uno por ciento menos de la proyección efectuada en abril de 2014.

El Fondo pronostica en 2015 una leve recuperación de 2,2 por ciento para la región.La misma revisión hacia abajo fue presentada en el balance de fin de año por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe. En 2014, la Comisión proyecta una tasa de crecimiento de 1,1 por ciento y una leve recuperación de 2,2 por ciento en 2015.

Individualmente, las mayores economías suramericanas, Argentina y Brasil, experimentaron las contracciones más pronunciadas.

Pero, esta vez la desaceleración también abarcó a economías estelares, como Chile y Perú, así como Colombia, por la profunda caída del precio del petróleo. Esta última también profundizó el desempeño negativo de la economía venezolana, asediada por la elevada inflación y una severa contracción.

Las excepciones al lento desempeño regional son las economías centroamericanas y México. La proyección es que éstas crecerán por encima del promedio regional, debido a su proximidad a la expansión vigorosa de la economía de Estados Unidos.