Mercados

Rincón del experto:
China contraataca, liquida bonos del tesoro

La revalidad entre China y Estados Unidos no se puede ocultar. Bloomberg acaba de informar que el país asiático recortó las tenencias oficiales de bonos del Tesoro estadounidense durante agosto para dar soporte al yuan.
Álvaro Montero
Guillermo Barba
31 agosto 2015 5:5
yuan

(Bloomberg)

Entre China y Estados Unidos hay una fuerte rivalidad.

En el más reciente episodio de este conflicto, Bloomberg acaba de informar que el “dragón” asiático ha recortado sus tenencias oficiales de bonos del Tesoro estadounidense este mes para dar soporte al yuan.

Sin embargo, la realidad es que ya lo venían haciendo. Los chinos usaron desde 2013 a Bélgica como su pantalla y custodio para disfrazar sus movimientos.

El país europeo disparó así sus niveles habituales de reservas en treasuries –de entre 170 y 180 mil mdd-, a 380 mil mdd en marzo de 2014.En contraste, este año inició una espectacular liquidación gracias a la cual, “Bélgica” pasó de tener 354 mil mdd en bonos estadounidenses en enero a sólo 207 mil mdd, una caída de 147 mil mdd.

En este periodo, China continental aumentó su posición en 32 mil mdd, lo que da una diminución neta en sus tenencias de 115 mil mdd.
Pero esa enorme cifra queda opacada por la velocidad con la que vendieron al menos 106 mil mdd de sus reservas, según cálculos de Société Générale, durante las dos últimas semanas.

China se embarcó en una “defensa” del yuan. Esta liquidación ordenada por el gobierno chino debe ser vista como un “contraataque”. Gracias a éste, Beijing presionará a la Fed para que no suba las tasas.

Si China “gana” y la Fed no las sube por ahora, será a un costo muy alto. Si sí lo hace, la fortaleza del dólar presionaría al resto de países emergentes a también liquidar sus reservas. Citi estima que por cada 500 mil mdd que se liquidaran la tasa de rendimiento del bono estadounidense a 10 años se dispararía 108 puntos base. Se pondría así en peligro al mercado inmobiliario estadounidense.

En ambos escenarios, es previsible un nuevo “respiro” temporal para mercados emergentes, sus divisas y materias primas. Más pronto si la Fed no sube los tipos en septiembre, y más tarde si sí lo hace, cortesía de un QE4, ya que la Fed se lanzaría sin duda como “comprador de última instancia”. Será pues la calma del ojo del huracán.

Que nadie se confíe, en cualquier caso una nueva recesión global se sigue “cocinando”