Mercados

Recuperan Afore
las minusvalías de 2013; saldo de 2.087 bdp

Las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afore), registraron al cierre de febrero un saldo en activos acumulados propiedad de los trabajadores por 2 billones 87 mil 237 millones de pesos.
Antonio Sandoval
Introduzca el texto aquí
06 marzo 2014 5:0
  [Bloomberg] Se ahorra muy poco para el retiro, alerta Carlos Ramírez, presidente de la Consar. 

[Bloomberg] Se ahorra muy poco para el retiro, alerta Carlos Ramírez, presidente de la Consar.

CIUDAD DE MÉXICO.- Como sabemos, en los meses de mayo, junio y agosto del año pasado las Afore registraron minusvalías; es decir, el saldo de los trabajadores disminuyó debido a los efectos de la volatilidad en los mercados financieros.

Dicha situación generó mucho ruido en el mercado debido a la dificultad para diferencia entre los conceptos de pérdidas y minusvalías.

De acuerdo con las cifras reportadas mes con mes por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), las minusvalías registradas en 2013 llegaron a significar un monto de 150 mil millones de dólares al cierre del mes de junio, cuando se alcanzó el monto más bajo del periodo negativo con 1.92 billones de pesos.

Incluso, en enero de éste año el sistema parecía mandar una mala señal ya que se inició el año con minusvalías, aunque mínimas respecto a las reportadas el año previo.

Incluso, el SAR estuvo a punto de alcanzar el número máximo de meses con minusvalías registrado en el año 2009, cuando otra crisis de impacto mundial golpeó las carteras de las administradoras y generó cuatro periodos de minusvalías a los trabajadores.

No obstante, también es importante mencionar que el SAR ha pasado por amplios periodos de estabilidad, tan solo vale la pena recordar que la primera minusvalía mensual se registró siete años después de que inició la etapa de cuentas individuales, en el año 2004.

Lo que sucedió en febrero pasado es la prueba de que las minusvalías son pasajeras, transitorias, mientras que las pérdidas son definitivas; posiblemente lo que pueda ser definitivo es que el periodo de resultados malos ya no se recupera, pero los saldo sí.

De acuerdo con la cifra publicada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el saldo de las Afore al cierre de febrero no solo recupera las minusvalías reportadas después de abril, incluyendo el primer mes del año en curso, sino que se instala en una nueva cifra máxima histórica.

Otro elemento a destacar es el periodo de expansión que registra el SAR, se estima que durará todavía al menos 10 años más, aunque resulta inevitable la llegada de un proceso inverso, el de desacumulación, cuando la generación de la transición inicie su proceso de retiro.

Los periodos de acumulación en cualquier sistema de ahorro, están considerados como de expansión, sin menoscabo de periodos con ajustes negativos, como fue el caso del SAR el año pasado.


Minusvalías versus pérdidas

La diferencia de ambos conceptos ha significado un auténtico dolor de cabeza para las Afore, debido a que se interpretan como sinónimos.

Las minusvalías son una disminución transitoria en el valor de un activo; es decir, existe la posibilidad de que pueda recuperar su valor y más aún, mientras no deje de ser negociado o salga del mercado al que pertenece, es el caso de las cuentas de los trabajadores en las Afore.
Una pérdida resulta cuando el activo se liquida y el valor al que se paga es inferior al que tenía en un periodo determinado y previo.

En otras palabras, la minusvalía no es definitiva, la pérdida sí. De igual modo funciona el concepto de plusvalía versus ganancia.

Bajaron rendimientos netos
No obstante el monto máximo histórico registrado en los activos de los trabajadores en poder de las Afore, los rendimientos históricos del sistema reflejan el impacto de la volatilidad financiera, de acuerdo con las cifras de Consar, el rendimiento neto promedio en el sistema al cierre de febrero se colocó en 9.34 por ciento, cifra que se compara negativamente en una magnitud de 2 puntos porcentuales frente al promedio del mismo mes de 2013, cuando quedó en 11.34 por ciento.
La Siefore básica número 4, la que alberga a trabajadores con una edad de 36 años y menores, fue la que mejor rendimiento pagó con un beneficio de 10.36 por ciento; de hecho, fue la única con una tasa de doble dígito.

No obstante el monto máximo histórico registrado en los activos de los trabajadores en poder de las Afore, los rendimientos históricos del sistema reflejan el impacto de la volatilidad financiera, de acuerdo con las cifras de Consar, el rendimiento neto promedio en el sistema al cierre de febrero se colocó en 9.34 por ciento, cifra que se compara negativamente en una magnitud de 2 puntos porcentuales frente al promedio del mismo mes de 2013, cuando quedó en 11.34 por ciento.

La Siefore básica número 4, la que alberga a trabajadores con una edad de 36 años y menores, fue la que mejor rendimiento pagó con un beneficio de 10.36 por ciento; de hecho, fue la única con una tasa de doble dígito.