Mercados

¿Qué riesgos enfrenta
el mundo?

Un riesgo global es un evento o condición incierta que podría suceder en los próximos 10 años y, de ocurrir, tendría un impacto negativo importante en varios países o industrias.
Rincón Del Experto
Javier Rodríguez, Country CEO y Director General de Seguros Generales de Zurich.
03 diciembre 2015 5:35
wef

(Bloomberg)

Todos los días, líderes de gobiernos y empresas se enfrentan a la incertidumbre que ha generado la creciente interconectividad del mundo y el acelerado ritmo de los cambios que nos obligan a replantear la manera en que hacemos las cosas.

De acuerdo con el Reporte de Riesgos Globales 2015, elaborado por Zurich en alianza con el Foro Económico Mundial, el mundo no está lo suficientemente preparado para un entorno de riesgo cada vez más complejo.

El aumento de los riesgos tecnológicos y las nuevas realidades económicas, nos recuerdan que las tensiones geopolíticas se presentan en un mundo muy distinto al de hace unos años. La instantaneidad de la información y las tecnologías emergentes, han potencializado la influencia de nuevos jugadores.

Al mismo tiempo, las advertencias sobre catástrofes ambientales comienzan a tomar vida. Tres de los 10 riesgos más graves de los próximos diez años están relacionados con el medio ambiente. La crisis del agua, la deficiente capacidad para adaptarnos al cambio climático y la pérdida de biodiversidad, son hoy las principales preocupaciones de los tomadores de decisiones en este ámbito.

Por otro lado, el reporte presenta a la frágil estabilidad social como el problema más interconectado en el 2015. Este factor se ha visto agravado por el legado de la de la crisis económica, que aún provoca tensión en las finanzas públicas y una tasa de desempleo persistente.
En términos de geopolítica y economía, destacamos un mayor uso de instrumentos económicos, que van desde modelos de integración regional hasta tratados de libre comercio.

No obstante, estas iniciativas se están enfrentando a cuestionamientos. Los flujos globales de inversión extranjera directa siguen 25% debajo del pico alcanzado en 2007, mientras que el crecimiento del comercio internacional se ha desacelerado desde 2012.

Al enfrentarse a volatilidad doméstica, los países tienden a tomar medidas económicas que, debido a la interconectividad de las economías, tienen efectos adversos en otros mercados, dejando latente el riesgo de inestabilidad política y social, especialmente en mercados emergentes.

Otro riesgo a destacar es el relacionado con la urbanización de los países en vías de desarrollo. El mundo atraviesa una importante transición en la que algunas regiones están pasando de una vida predominantemente rural a una urbana, con ciudades creciendo a paso acelerado.

Bien manejado, esto ayudará a generar innovación y catalizar el crecimiento económico. Sin embargo, nuestra capacidad para hacer frente a una serie de riesgos globales - incluyendo el cambio climático, las pandemias, el malestar social, las amenazas cibernéticas y el desarrollo de infraestructura – será determinada en gran parte por el manejo que tengan los gobiernos de estas ciudades.

Los riesgos globales trascienden fronteras y esferas de influencia y requieren que trabajemos juntos. Estos riesgos también amenazan con socavar la confianza y colaboración necesaria para adaptarse a los desafíos del nuevo contexto global.

Mitigar, preparar y construir resiliencia frente a los riesgos globales es un proceso largo y complejo, algo que frecuentemente se aborda teóricamente pero difícilmente se aplica en la práctica.