Mercados

¿Qué esperan los mercados este martes
6 de septiembre?

Después del feriado en Estados Unidos por el día del trabajo, que mantuvo cerrados los mercados de ese país y una agenda económica en blanco, las operaciones retoman dirección nuevamente.
Abraham González
Abraham González
06 septiembre 2016 7:44
New York Stock Echange

Piso de remates del NYSE. (Reuters)

Ante una jornada débil en cuanto a indicadores financieros, la agenda económica local tomará relevancia durante la jornada ante la posibilidad de una caída en la confianza del consumidor en México durante agosto, indicador que será dado a conocer por el Inegi hoy a las 8:00 horas.

De acuerdo con el consenso de analistas consultados por Bloomberg, el índice podría llegar a su nivel más bajo en los últimos dos años y medio, pues se prevé una lectura de 88.5 unidades, por debajo del 88.9 registrado un mes antes.

“La confianza del consumidor se redujo derivado de la incertidumbre que provocaron ciertos eventos políticos y económicos en las semanas anteriores”, comentaron analistas de Banorte-Ixe.

“Destacamos los bloqueos realizados por la CNTE (…) y el incremento que ha presentado la inflación, particularmente el índice subyacente”.
También en México, Banamex dará a conocer su encuesta de expectativas económicas, en donde se podría observar un nuevo recorte a los pronósticos de crecimiento económico para este año.

En Europa, lo más relevante será la medición del PIB en la zona euro para el segundo trimestre, cuyos pronósticos apuntan a una lectura igual a la del trimestre pasado, de 1.6 por ciento de crecimiento a tasa anual.

En tanto, en Estados Unidos, el dato más relevante será el índice ISM del sector no manufacturero, el cual podría haber mostrado una disminución.

Para el miércoles…

La atención se centrará por la noche en Asia, pues en Japón se dará a conocer la estimación del PIB para el segundo trimestre, mientras que en China se publicarán cifras sobre el comercio de ese país. En ambos casos, las estimaciones no son alentadoras, lo que podría generar volatilidad en los mercados, ante los temores de una desaceleración mayor en esas economías.