Mercados

QE:
El fin de un ciclo en EU

La Reserva Federal de Estados Unidos, inundó la economía de liquidez para evitar que se repitiera la “Gran Depresión” de los años veinte del siglo pasado
Esteban Rojas
Esteban Rojas
27 octubre 2014 5:0
[Bloomberg ] Presidentes de la Fed consideran eliminar QE. 

[Bloomberg ] Presidentes de la Fed consideran eliminar QE.

CIUDAD DE MÉXICO.- Es casi un hecho que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciará el próximo miércoles el fin de un ciclo.

Dará por concluida la aplicación de medidas monetarias no convencionales para evitar que la crisis inmobiliaria, que estalló con particular virulencia a finales del 2008, se convirtiera en una depresión como la ocurrida entre los años 1929 a 1933, la histórica “Gran Depresión”.

La terapia de choque consistió fundamentalmente en la aplicación de tres programas de flexibilización cuantitativa o Quantitative Easing, más la instrumentación de una estrategia consistente en vender bonos de corto plazo y comprar otros por igual cantidad, pero con un horizonte de vencimiento mayor, Operación Twist.

Como consecuencia, en cuatro años la Fed incrementó el dinero en circulación, un total de 3.74 billones de dólares, equivalente a 21.74 por ciento del PIB de Estados Unidos.

Mientras tanto, el dinero en circulación, medido a través del M2 (liquidez en la economía), pasó de 7.99 billones de dólares en noviembre de 2008 a 11.52 billones en octubre del presente año, flujo que contribuyó a incrementar el consumo y la inversión.

El origen
Los focos rojos de la grave crisis, cuyo epicentro fue el sector inmobiliario de Estados Unidos, y que se abría paso a gran velocidad, los prendió la quiebra del banco de inversiones Lehaman Brothers el 15 de septiembre de 2008, y la posterior compra un tanto forzada de Merrill Lynch por parte Bank of America.

El 18 de septiembre de 2008, la Fed, en colaboración con el Banco Central Europeo, el Banco del Reino Unido, más los bancos centrales de Canadá y Suiza, inyectaron 180 mil millones de dólares en los mercados para ayudar a mejora la liquidez en el sistema bancario.

QE1, La primera inyección de liquidez
La primera inyección extraordinaria de liquidez que realizó la Fed tras el estallido de la crisis fue la denominada Quantitative Easing (Q1).

La “flexibilización cuantitativa” es una operación extraordinaria empleada por la Fed para aumentar la oferta monetaria en la economía. La Q1 empezó en noviembre de 2008 y acabó en marzo de 2010.

Durante el periodo que duró esta flexibilización se inyectaron en total 1.65 billones de dólares mediante la compra de bonos respaldados por hipotecas.

El mundo necesita más dinero: QE2
Sólo ocho meses más tarde, la Reserva Federal decidió iniciar una segunda ronda de compras, la denominada QE 2 se ponía en marcha en noviembre de 2010, con una cantidad de 600 mil millones de dólares; la misma concluyó en junio de 2011. En esta ocasión, todo el dinero se destinó a comprar bonos del Tesoro estadounidense.

Mercados bailan Twist
Además de las Quantitaive Easing 1 y 2, la Reserva Federal también puso en marcha en septiembre de 2011 la “operación twist”.

Esta inyección de dinero estaba destinada a rebajar aún más el tipo de interés de la deuda soberana de Estados Unidos. Para ello, la Fed compró bonos con un vencimiento de entre 6 a 30 años por un valor de 400 mil millones de dólares, al tiempo que vendía bonos que vencían en 3 años o menos, por la misma cantidad.

La operación twist se amplió en mayo de 2012 con 267mil millones extra, usando el mismo procedimiento de compra a largo plazo y venta en el periodo inverso.

La adicción monetaria: QE3
En 13 de septiembre de 2012 la Reserva Federal anunció la puesta en marcha del QE3.

La Fed compró bonos del Tesoro y bonos respaldados por hipotecas por un monto 85 mil millones de dólares mensuales. A partir de 2014 la Fed empezó a reducir gradualmente dichas compras, hasta quedar en la actualidad solamente 15 mil millones al mes.

En el comunicado de la Fed del próximo miércoles, existe una fuerte probabilidad de que se anuncie la terminación del programa de compras,pero en esta ocasión Janet Yellen no saldrá ante las cámaras, al menos no está previsto.