Prevén ola de liquidez global; buscan activos de inversión
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Prevén ola de liquidez global; buscan activos de inversión

COMPARTIR

···
Dinero

Prevén ola de liquidez global; buscan activos de inversión

Llegará a playas de mercados emergentes más liquidez; el IPC está en su nivel más alto del año y en Wall Street sigue el bull market. Al parecer cambiaron las reglas del juego.

Felipe Sánchez, Antonio Sandoval
09/06/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- El mundo industrializado ha colocado sus tasas de referencia en niveles jamás vistos, de cero por ciento e incluso negativos.

Dicha medida hace prever una importante ola de liquidez que buscará llegar a las playas de los mercados emergentes más sólidos en busca de activos de inversión que paguen mayor rentabilidad, México parece ser uno de ellos.

Dichas condiciones globales de las tasas de interés dispusieron el contexto que permitió al Banco de México (Banxico) decretar el viernes un sorpresivo recorte a su tasa de referencia hasta un mínimo histórico de 3 por ciento.

,,

Las bolsas de valores ya reflejan lo que podría ser la constante durante un tiempo: mientras que en Nueva York los índices Dow Jones y S&P500 marcan cierres históricos sesión tras sesión, en México el principal indicador accionario se ubica en su nivel más alto del año.

Las tasas de referencia en el país también reaccionaron de inmediato al contexto global y al recorte decretado por Banxico: el bono a plazo de 10 años se desplomó a su punto más bajo del año y la TIIE fijó un mínimo histórico.

El sorprendente recorte de la tasa de interés por parte de Banxico, resulta en el fondo una medida que modifica de tajo el patrón de conducta del banco central, al tiempo que ejerce de contrapeso a una reforma fiscal que en la práctica resultó más restrictiva de lo que se esperaba.

Las tasas de interés de prácticamente cero por ciento en naciones como Estados Unidos, Japón, Canadá, la eurozona, que comprende a naciones tan importantes como Alemania, Francia, Italia y España, más otros países como Inglaterra, han marcado la pauta de lo que será el desempeño del dinero en los siguientes meses.

En otras palabras, se prevé una ola de liquidez global que llegue a destinos como México.

¿Qué sigue?
Los flujos promedio mensuales a los mercados emergentes en el presente año son de 48 mil millones de dólares, de acuerdo con Credit Suisse; esa cifra equivale a poco más de 25 por ciento del saldo total de las reservas internacionales de Banxico.

Las expectativas indican que dichos flujos deben incrementarse ante un mundo lleno de tasas en cero por ciento.

En el ámbito externo, las condiciones eran las idóneas para que Banxico ejerciera un recorte en su tasa de referencia; la previsible ola de liquidez a los mercados emergentes llegará a playas que sean menos riesgosas y con rendimientos suficientemente atractivos.

En lo interno, el recorte de tasas también manda la señal para un abaratamiento de los créditos, una mayor disposición de los recursos prestables y una reactivación en la dinámica de la economía; al menos en la práctica.

Los primeros efectos se sintieron de inmediato, aunque de momento sólo en el mercado interbancario: la tasa del bono mexicano a plazo de 10 años tuvo el viernes su mayor retroceso del año al fijarse en 5.60 por ciento, luego de que el jueves terminara en 5.95 puntos porcentuales, cayó 35 puntos base.

Por su parte, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), que diariamente fija el banco central, terminó en 3.3250 por ciento, el cierre más bajo desde que se calcula el indicador para los costos crediticios en el país.

La BMV, en máximos de 2014
El efecto de la medida de Banxico también se reflejó en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), mismo que alcanzó su nivel de cierre más alto del año.

En Estados Unidos los principales indicadores de Wall Street reportaron nuevamente un cierre en máximos históricos, beneficiados por otro banco central, el de Europa, que en la víspera recortó sus réditos a mínimo histórico y fijó un “impuesto” a la banca comercial mediante una tasa de menos 0.10 por ciento a sus depósitos.

El IPC de la BMV terminó el viernes en 42 mil 778.26 puntos luego de ganar 1.44 por ciento; se trata de su nivel de cierre más alto del año en curso.

En Nueva York la ola de liquidez ya es más visible, el Promedio Industrial Dow Jones fijó un nuevo cierre sin precedente al colocarse en 16 mil 924.28 unidades luego de ganar 0.52 por ciento; mientras que el S&P500 hizo lo propio al subir 0.46 por ciento y terminar en mil 949.44 puntos.

El IPC tuvo una semana de ganancias importantes (3.42 por ciento), al grado de que le dio la vuelta a las pérdidas registradas en el año.