Mercados

Política monetaria, el atractivo de América Latina para los capitales

Los mayores rendimientos son un atractivo para los inversionistas foráneos, de acuerdo con el Instituto Internacional de Finanzas
Clara Zepeda
Países de América Latina

Países de América Latina

Mientras que los bancos centrales de países emergentes en Asia y Europa mantienen bajas sus tasas de interés, América Latina ha gana atractivo para los capitales foráneos, al seguir la trayectoria alcista marcada por la Reserva Federal, aseguró Ramón Aracena, economista en jefe para América Latina del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

“Tan sólo Colombia está aumentando significativamente las tasas de interés para frenar la inflación y con réditos de 7.0 por ciento frente a los niveles internacionales actuales es básicamente una fuerza de atracción de capitales para el mercado de deuda de América Latina (…) en Brasil, otro ejemplo, la tasa de política monetaria está ubicada en 14.25 por ciento”, aseveró Aracena en entrevista con EL FINANCIERO.

Así, si un inversionista compra papeles brasileños o colombianos se va a ganar una tasa de 14 o 7.0 por ciento, cuando en Estados Unidos está pagando alrededor de 1.0 por ciento.

El economista detalló que en Brasil, aun cuando todavía no se ha implementado ningún cambio, el mercado se está anticipando a que la política económica se va a transformar para bien, con una nueva autoridad económica, por lo que se anticipan para maximizar sus ganancias.

Han entrado muchos flujos al mercado carioca, principalmente al accionario, -donde la Bolsa acumula una ganancia en el año de más de 40 por ciento en dólares-, y por efecto de una tasa de interés relativamente alta comparada con las de nivel internacional de 14.25 por ciento, dijo Aracena.

“Existe un carry trade positivo para los inversionistas que quieren invertir en instrumentos de renta fija en el corto plazo”.

En su reporte de abril sobre flujos de capitales a países emergentes, el IIF detalló que América Latina y el bloque de África y Medio Oriente serían las únicas dos regiones con entradas netas de capital, por 88 y 62 mil millones de dólares, respectivamente, mientras que Asia y Europa registrarían salidas por 620 mil y 32 mil millones de dólares, en cada caso.

¿MENOR RIESGO?

Otra fuerza que está moviendo los capitales a la región, según el especialista, es una disminución en la aversión al riesgo por parte de los inversionistas que están buscando donde poner los recursos, es decir, donde pueden ganar retornos o tasas de interés atractivas. Algunos de esos lugares son Colombia, Brasil y México.

Ahora bien, precisó el economista del IIF, desde el exterior el factor que está haciendo que los capitales lleguen es que existe una reducción en el riesgo de economías emergentes. Además, el proceso de ajuste monetario por parte de economías maduras va a tomar más tiempo de lo previsto, según las previsiones.

Y es que la percepción de que la economía en la región va a mejorar en los próximos meses es mayor a la que va a empeorar, de ahí que el inversionista se posiciona adelantado para maximizar ganancia.

Aracena reconoció que lo que está haciendo mal la región es su crecimiento. “El outlook de flujo de inversión de mediano y largo plazo es mucho más débil, considerando que la mayoría de las economías están creciendo a tasas más bajas. Y unas están en recesión como Brasil, Argentina y Venezuela”.

Añadió que si bien los fundamentos para atraer capitales de una forma más sostenida son más débiles, debido a que las economías están creciendo menos, puede que esto se revierta si empiezan a implementar reformas significativas.

“Ser capital de corto plazo no significa nada porque si la economía mejora esos capitales no se van a ir, se van a quedar y se transforman en flujos de largo plazo”, concluyó Aracena.