Mercados

PIB de EU sacude a bolsas, tasas de interés y divisas

4%. La cifra preliminar del segundo trimestre generó temores respecto a un aumento prematuro de los réditos
Esteban Rojas
Esteban Rojas
31 julio 2014 5:0
Industria minerometalúrgica

Producción industrial (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La cifra del PIB en Estados Unidos provocó una serie de reacciones que se pueden analizar desde dos vertientes: el financiero y el económico.
En el primero, lo bueno de repente se convierte en malo; en el segundo, es un hecho que el desempeño económico de Estados Unidos es una noticia sumamente positiva para el país.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que el crecimiento preliminar del PIB en el segundo trimestre del año fue de 4.0 por ciento, al tiempo que modificó la lectura definitiva del primer trimestre a –2.1 por ciento desde –2.9.

El PIB trimestral nominal de Estados Unidos llegó a 17.29 billones de dólares, la cifra más alta de su historia; si consideramos que en México el 31.4 por ciento del PIB equivale a exportaciones, los efectos positivos se deben reflejar.

De acuerdo con los datos reportados este miércoles, el promedio de crecimiento de la economía más importante del mundo subió a 2.2 por ciento, dejando atrás el descalabro del primer periodo trimestral, y con expectativas positivas.

El comportamiento de la economía estadounidense presenta el mejor desempeño dentro de las naciones desarrolladas.
Al pasar la economía de Estados Unidos a un carril de mayor velocidad de recuperación, reapareció el fantasma de un endurecimiento en la política monetaria de la Reserva Federal (Fed).

La reacción en los mercados
Los indicadores financieros reaccionaron con lateralidad y en algunos casos con ajustes mayores, después de que la cifra preliminar del PIB al segundo trimestre en Estados Unidos rebasó todas las expectativas.
La noticia parecía detonar una sesión positiva en los mercados de valores, pero el factor tasas de interés entró a escena.

La tasa del bono de Estados Unidos a plazo de 10 años subió a 2.56 por ciento desde un previo de 2.46 unidades, alentada por el temor de que la Fed pudiera incrementar su rédito de referencia antes de lo previsto; el mercado de dinero empezó a descontar un aumento de tasas estadounidenses, cuando menos así lo hizo en la sesión de ayer.

Las bolsas de valores entraron en una fase de lateralidad a la espera de lo que dijera la Fed, misma que habló varias horas después.

El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos no sorprendió, mantuvo el recorte de estímulos monetarios en 10 mil millones de dólares para el mes entrante, y también confirmó su expectativa de que las tasas de interés seguirán en niveles inusualmente bajos un tiempo considerable después de que concluya el desmantelamiento de los estímulos, lo que previsiblemente sucederá en octubre.

No obstante, la expectativa sobre un aumento antes de lo previsto en la tasa de fondos federales también se mantuvo.
Asimismo, como consecuencia de las cifras económicas el dólar extendió su fortaleza contra el peso y contra prácticamente todas las monedas del mundo.

El tipo de cambio prácticamente tocó el nivel de 13.20 pesos por dólar.

Comportamiento de índices e instrumentos después de la cifra
del PIB de EU