Mercados

PIB de China recupera terreno en el segundo trimestre

Las cifras económicas recientes de China rebasaron las expectativas del mercado, las cuales apuntaban a tener las mismas cifras de mayo, sin embargo, datos del gobierno mostraron una mejoría.
Álvaro Montero
Mauro Alvaro Montero
17 julio 2014 5:5
 [Para hacer del TPP algo verdaderamente importante, hay que incorporar a China / Reuters]

[Para hacer del TPP algo verdaderamente importante, hay que incorporar a China / Reuters]

CIUDAD DE MÉXICO.- El Producto Interno Bruto (PIB) de China en el segundo trimestre, y algunas otras cifras económicas para junio, fueron mejores a lo esperado por las encuestas.

El repunte del PIB chino junto con la economía de Estados Unidos, se interpreta como un descongelamiento en el ritmo de crecimiento global.
Los dos trimestres previos marcaron una caída para el país asiático: en el último periodo de 2013 el PIB quedó en 7.7 por ciento desde un previo de 7.8. Asimismo, en el primer trimestre de este año el PIB quedó en 7.4 por ciento.

La diferencia de tan sólo un punto porcentual en el PIB del gigante asiático significa miles de millones de dólares y efectos mayores en otras partes del planeta.

Ya en el segundo trimestre de 2014 la economía china puso un freno a la caída y repuntó frente al dato inmediato con 7.5 por ciento, cuando se preveía de 7.4.

También, el dato de producción industrial de junio quedó arriba de la cifra esperada por las encuestas de 9 por ciento, al colocarse en 9.2 por ciento, 0.4 puntos arriba del dato publicado en mayo de 8.8 por ciento.

Cifras como la inflación para el primer semestre, de 2.3 por ciento en promedio, balanza comercial superavitaria de 57 por ciento a tasa anual en los seis primeros meses, además de contar con las reservas internacionales más grandes en su historia, equivalentes a 3.99 billones de dólares, son un escenario que muchas economías envidiarían.

Lo anterior no sólo son buenas noticias locales, sino para el resto del mundo.

Un gran número de países son compradores de la producción china, pero también es verdad que muchos son proveedores y el dinamismo económico chino es fundamental para el desempeño de esas naciones.

En Latinoamérica existen varias naciones que dependen mucho de China: Brasil, Perú, Colombia y Ecuador son algunas.

Las cifras económicas muestran una leve mejoría en el país asiático