Mercados

Pese a incertidumbre por Trump, ahorro financiero toca récord

El ahorro financiero engloba a la totalidad de la captación realizada por la banca, a los valores gubernamentales y del sector privado, a los recursos canalizados al mercado accionario, y los depositados en los fondos de pensiones.
Esteban Rojas
¿Tienes 60 mil pesos? Puedes poner una franquicia. (Especial)

¿Tienes 60 mil pesos? Puedes poner una franquicia. (Especial)

La disponibilidad de recursos en el mercado financiero en México presenta tasas de crecimiento positivas en términos reales, apoyado en el ahorro de los mexicanos, a pesar de las tensiones originadas por la política de Donald Trump en contra de México.

El crecimiento del ahorro financiero presentó en el pasado marzo un incremento de 1.7 por ciento a tasa anual en términos reales, al ubicarse en 13.89 billones de pesos, cifra que constituye un máximo histórico, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco de México.

La mayor disponibilidad de recursos financieros ha estado sustentada cada vez más en el ahorro de mexicanos, lo cual contrasta con la tendencia decreciente observada por los no residentes en el país.
El saldo de los recursos provenientes de nacionales ascendió a 11.33 billones de pesos al tercer mes de este año, lo que representó un aumento anual en términos reales de 2.8 por ciento.

Con todo y que las tasas de crecimiento del ahorro financiero mantienen tasas de crecimiento positivo, la tensión y la incertidumbre originada por las políticas comerciales y anti inmigrantes contra México aplicadas por Donald Trump han originado una desaceleración en el ritmo del ahorro proveniente de nacionales.

En el otro lado de la moneda, el ahorro proveniente de los no residentes en México cayó 3.0 por ciento, una vez descontada la inflación, al ascender su saldo a 2.55 billones de pesos, al cierre del pasado marzo.
Los recursos provenientes del exterior acumulan 17 meses consecutivos reportando variaciones negativas.

El ahorro financiero engloba a la totalidad de la captación realizada por la banca; a los valores gubernamentales y del sector privado; a los recursos canalizados al mercado accionario, y los depositados en los fondos de pensiones.

El saldo de los recursos provenientes de no residentes en el país, alcanzó un máximo histórico en 2.63 billones de pesos en enero del 2015. Al último dato reportado por Banxico, a marzo de este año de este año, la disminución en este tipo de ahorro es por 72 mil 246 millones.

ESTRUCTURA DEL AHORRO EN MÉXICO

Al cierre del pasado marzo, el horro de los mexicanos representó el 81.61 del total, contra el 18.39 de los extranjeros. Este último tipo de recursos, alcanzaron su mayor participación en 21.09 por ciento en enero del 2015.

A diferencia de otras épocas, la disminución en el ahorro de los extranjeros no ha sido traumática, como lo ocurrido a finales del 1994. En esta ocasión, la disminución de los recursos del exterior se ha dado de forma paulatina y ordenada, situación que se ha acompañado con un mayor ahorro interno.

La mayor fortaleza del ahorro generado por los nacionales se debe, en buena parte, al comportamiento de los recursos captados mediante las afores, lo que le ha dado una mejor base de tipo estructural.
Al cierre de marzo de este año, los fondos los recursos manejados por los fondos de pensiones mostraron un dinamismo 2.4 por ciento real a tasa anual, al ubicar su saldo en 3.33 billones de pesos.

Los recursos manejados por las afores han ido aumentando su participación relativa, hasta representar actualmente el 23.98 del total.
En tanto que el ahorro de mexicanos, diferente a los fondos de pensiones, ascendió a 8.0 billones de pesos en el pasado marzo, con un crecimiento real de 3.0 por ciento. Este ahorro es el más importante dentro del total, al tener el 57.63 por ciento.

La estabilidad financiera y los aumentos en la tasa de referencia del Banco de México desde de diciembre del 2015, han sido algunos de los factores que han contribuido a la existencia de rendimientos atractivos a pesar de una mayor inflación. Esto se ha se reflejó positivamente en la captación de los bancos y la compra de valores gubernamentales y del sector privado por parte de inversionistas nacionales, así como en un mayor apetito por emisoras cotizadas en la Bolsa Mexicana de Valores, todo ello en medio de una fuerte turbulencia financiera.

El comportamiento del ahorro de los residentes en el país adquiera una especial relevancia debido a que en el contexto externo se puede presentar un sesgo a un menor financiamiento a naciones emergentes.