Mercados

Perfil de vencimiento de valores gubernamentales alcanza 8 años

Los bonos son actualmente la figura estelar en el mercado de dinalores gubernamentales. Pasó la época de los Cetes. El promedio al cierre de 2014 fue de 2 mil 904 días; plazo promedio al alza pese a la volatilidad financiera del segundo semestre
Esteban Rojas
Esteban Rojas
26 febrero 2015 5:0
[Cete a 28 días en un nuevo mínimo histórico de 3.05%/Bloomberg]

[Cete a 28 días en un nuevo mínimo histórico de 3.05%/Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- El apetito por títulos del gobierno mexicano creció durante 2014, a pesar del entorno de volatilidad financiera que dominó a los mercados, especialmente a partir del segundo semestre.

Lo anterior permitió que el balance de 2014 arrojara dos resultados de relevancia: el aumento a un plazo histórico del perfil de vencimiento de la deuda mexicana, más el crecimiento y consolidación de títulos con menor riesgo y tasa de rendimiento.

De acuerdo con las últimas cifras reportadas por el Banco de México, el plazo promedio de vencimiento de valores de deuda colocados por el gobierno mexicano alcanzó por primera ocasión en la historia un promedio de 8 años, equivalente a 2 mil 904 días, al cierre de diciembre de 2014.

Dentro de su estructura, destaca que el 81.72 por ciento de la colocación total se encuentra en papeles de largo plazo como son los bonos M, Bondes D y Udibonos.

En tanto, solamente 18.28 por ciento se encuentra en instrumentos con vencimiento de corto plazo, hasta un año, como son los Cetes.

La demanda de papeles de largo plazo, emitidos por el gobierno mexicano y denominados en pesos, volvió a resurgir con particular fuerza en los últimos meses del año pasado y al inicio del presente, como resultado de la búsqueda de refugio de los inversionistas ante persistentes temores por el crecimiento económico, y atraídos por los atractivos diferenciales de tasas de interés a favor de México.

Mayores plazos de vencimiento colocan en mejor posición al gobierno ante posibles cambios en los flujos de capitales, dado que podría extender en un mayor tiempo sus necesidades de refinanciamiento, lo que ayudaría a suavizar las presiones de alza sobre las tasas de interés.

Fondos de pensiones ayudan
Los otros factores que han ayudado a cambiar el horizonte de deuda del gobierno mexicano son la participación de los fondos de pensiones en la compra de papel de largo plazo; las necesidades de colocación de recursos por parte de las Afores ha convertido a estos participantes institucionales en los segundos con mayor tenencia de papel gubernamental.

Todas las notas DINERO
Banxico subastará el miércoles 200 mdd en coberturas cambiarias
Y tras una semana de récords, el bitcoin tiene un 'viernes negro'
El bitcoin y la "exuberancia irracional" de los inversionistas
MiFID II pondrá en riesgo 15% de ingresos de bancos europeos: estudio
Bonos del Tesoro prenden focos amarillos sobre la economía de EU
Rincón del Experto: Comisión de Cambios, preparada para la (probable) volatilidad del peso
Bitcoin ya rebasa los 12 mil dólares... y sigue subiendo
Bullard de la Fed advierte una reversión en la curva de rendimiento
Fed de Dallas defiende alza de tasas EU en diciembre
Rincón del Experto: La “locura” del bitcoin
El crédito ‘empuja’ ventas del ‘Buen Fin’
Yellen apuesta a que continúe el alza gradual de tasas
Rincón del Experto: Tasas libres de riesgo y retornos históricos
Es tiempo hacer pausa en regulación bancaria: Powell
Kaplan de la Fed hace un llamado a elevar tasas en "el futuro cercano"
Compra de Udibonos, señal que inflación bajará a ‘cuanta gotas’
Banxico subastará 29,500 mdp en Cetes el próximo martes
Inflación y minutas disparan probabilidad de alza de tasa de Banxico
BCE preocupado por expectativas del mercado de extensión de QE
Fed pone el ‘dedo en el gatillo’ para aumentar su tasa en diciembre
Alza de tasa en la Fed estaría “garantizada” en diciembre
¿Qué frena la inclusión financiera en México?
Banxico bajaría su tasa a 6.50%... hasta el año que entra
Fed de Cleveland: existe margen para seguir con alza gradual de tasas
¿Por qué sería mala idea un sucesor interino de Carstens?