Mercados

México: crédito y venta de automóviles domésticos

La venta de automóviles en México ha ido incrementando constantemente en los últimos años, hasta alcanzar un 21 por ciento durante los primeros seis meses del 2015.
Rincón Del Experto
StacySteimel
01 octubre 2015 5:0
autos, automotriz, agencia

Con el dólar caro, sale más barato comprar un auto nuevo en México. (Especial)

La venta de automóviles en México ha ido incrementando constantemente en los últimos años, hasta alcanzar un 21 por ciento durante los primeros seis meses del 2015. Esta cifra representa aproximadamente el cuádruple del número total de ventas minoristas efectuadas durante la misma fecha. ¿Cómo es posible que las ventas de autos sean más altas que las ventas minoristas?

Hay algo detrás de estas ventas de autos. Sin duda alguna, las regulaciones restrictivas con respecto a la importación de automóviles usados de los Estados Unidos, implementadas bajo el gobierno de Felipe Calderón, han incrementado la demanda para la compra de nuevos vehículos en México.

No obstante, esta medida por sí sola no explica el aumento de las ventas. No es gran sorpresa que muchas de estas ventas han sido a crédito. Durante los primeros seis meses, esta cifra fue de un 62 por ciento, y al día de hoy siguen aumentando.

No solamente han aumentado las cantidades de ventas a crédito, sino también la duración promedio de estos créditos los cuales han llegado incluso a otorgarse por 60 meses. Según la AMDA, los bancos Mexicanos son responsables de únicamente el 30 por ciento de los préstamos otorgados para la compra de automóviles.

Entonces, ¿quién está prestando a los consumidores de automóviles? El 65 por ciento de estas compras son financiadas por sociedades financieras que no están reguladas ya que no captan depósitos del público. Hace un año, esta misma cifra fue de 60 por ciento. ¿Cómo van a controlar estos préstamos?

Si bien es cierto que la penetración de propiedad de autos en México es una de las más bajas en América Latina, la forma de financiar la compra es un factor importante para el consumidor y para el sistema financiero.

Tomando en cuenta las limitadas opciones de transporte público en México, es entendible que la compra de un auto sea muy atractiva para el emergente consumidor nacional.

Sin embargo, los préstamos deben ser ofrecidos en términos consistentes con la edad del auto y el esfuerzo requerido para pagar dichos préstamos para así evitar con ello, el sobreendeudamiento de los clientes.

Cualquiera que haya sufrido horas en un embotellamiento en la Ciudad de México probablemente se uniría a mi esperanza de que las autoridades mexicanas hagan un poco más difícil el acceso a financiamientos para la compra de automóviles. ¡El beneficio no sólo sería evitar una burbuja crediticia, si no también el tráfico!