Mercados

Los pensionados de mañana vivirán peor

El título del artículo corresponde a una de las varias conclusiones a las que llegó el Estudio Anual de Preparación para la Jubilación, realizado por la aseguradora europea Aegon,en España.
Antonio Sandoval
[La pensión universal es uno de los vértices de la reforma hacendaria. Pero, ¿qué personas si podrán obtener este beneficio? / Cuartoscuro]  

[La pensión universal es uno de los vértices de la reforma hacendaria. Pero, ¿qué personas si podrán obtener este beneficio? / Cuartoscuro]

El Estudio Anual de Preparación para la Jubilación, realizado por la aseguradora europea Aegon,en España, concluye que en ese país se carece de cultura para el ahorro, ya que es evidente que muy pocos españoles destinan de forma periódica parte de su ingreso a la jubilación.

Cualquier parecido con el caso de México es pura coincidencia.
Pero hay muchas más coincidencias, de manera tal que quien esto escribe tuvo la sensación de estar leyendo un estudio hecho para México, y no para un país europeo.

Por ejemplo, la aseguradora señala que quienes más ahorran para el retiro en España son los trabajadores de 45 años y mayores; es decir, aquellos que empiezan a ver cerca del horizonte el momento del adios.

En éste contexto, los jóvenes de entre 20 y 39 años son los menos avocados a ahorrar, muchos de ellos ni siquiera lo tienen contemplado dentro de sus planes financieros de corto plazo.

También, es un hecho que la crisis de los años recientes modificó los estándares de ahorro en general para los españoles, y en particular el del ahorro para el retiro.

El tema financiero es relevante porque en España, así como en buena parte de Europa, el retiro estaba asociado al disfrute de la vida, percepción que empieza a modificarse debido a lo que se intuye como la posibilidad de obtener una pensión menor a la que se registraba en otras épocas.

La situación financiera de los estados empieza a preocupar sobremanera.

De ahí, que el estudio lleva a concluir que para muchos trabajadores de hoy, cercanos a la jubilación, el horizonte de mediano y largo plazo es incierto.

Así, se concluye que los pensionados de mañana, podrían vivir peor que los de la actualidad, sobre todo si no dedican parte de sus ingresos presentes a ahorrar para completar una pensión que los estados europeos cada vez tienen más problemas para garantizar.

El estudio fue hecho para y en un país europeo, pero tiene muchas lecciones que podemos aprender.