Las opciones de Mario Draghi contra la deflación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las opciones de Mario Draghi contra la deflación

COMPARTIR

···
Dinero

Las opciones de Mario Draghi contra la deflación

La tasa de 0.25% referencia europea. La economía del bloque está basada en el sistema bancario, por eso un programa de estímulos monetarios debe analizarse con mucho cuidado, dijo Mario Draghi

Efraín H. Mariano
04/04/2014
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Una vez que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, modificó su discurso previo y admitió que están listos para aplicar una política monetaria menos convencional para asegurar que la baja inflación no se prolongue por demasiado tiempo, la comunidad financiera se pregunta cuáles serían esas herramientas que podría emplear para conjurar el riesgo de una probable deflación.

A primera vista, las medidas podrían incluir una nueva ronda de préstamos baratos a l sistema bancario, o compras en gran escala de bienes financieros, entiéndase alivios cuantitativos, programa que aplica desde hace cinco años la Reserva Federal estadounidense, con el objetivo de reducir las tasas de interés de mercado y reanimar la inflación.

Sin embargo, como el mismo Draghi lo advirtió, habría que tener mucho cuidado en diseñar un plan cuantitativo, considerando que la economía estadounidense está basada en los mercados de capitales , cuyos beneficios se ven de inmediato en todos los activos, mientras que la economía del bloque europeo, se basa en préstamos bancarios.

,,


En esa dirección, los responsables de la política monetaria del bloque europeo podrían reducir su tasa de depósito por debajo de cero, a terreno negativo, para castigar a los bancos que retienen fondos en lugar de prestarlos para reactivar el crédito, y simultáneamente, la inflación.

Sin bien es cierto que Draghi se redimió con relación a su discurso de la última reunión cuando se mostró cauteloso y menos flexible, al admitir que los riesgos de una baja inflación han aumentado; para los expertos, la combinación de medidas no convencionales serían ideales para conjurar un periodo deflacionario, desechando por ahora la reducción de la tasa de referencia desde su mínimo histórico de 0.25 por ciento.