Mercados

La rebaja en la calificación de México ya está descontada: Ortiz

De concretarse una rebaja en la calificación crediticia no habría grandes repercusiones, pues está descontada, dijo el Ex-gobernador del Banco de México.
Bloomberg News
Guillermo Ortiz

(Especial)

Los inversionistas en México ya tienen descontada una rebaja en la calificación de crédito soberana del país, aseguró Guillermo Ortiz, presidente de las divisiones de México y Latinoamérica de Grupo BTG Pactual y ex gobernador del Banco de México.

Desde Buenos Aires, en donde asiste a la reunión latinoamericana del Foro Económico Mundial (WEF), el antecesor de Agustín Carstens al frente del banco central señaló que el punto más relevante, después del recorte a la calificación, será el panorama o outlook que asignen las agencias.

“Las tres calificadoras más importantes tienen a México en negative watch y la decisión (sobre una rebaja) debe tomarse en algunos meses. Creo que el mercado ya tiene descontado que quizá una, dos o las tres calificadoras le van a dar un downgrade a México”, dijo Ortiz en entrevista con El Financiero Bloomberg.

“Si a México lo ponen después del downgrade con una visión neutral, creo que el mercado lo va a tomar bien, pero podrían ponerlo con panorama negativo, lo cual dudo”.

Respecto al efecto que podría tener la rebaja en la calificación sobre las finanzas públicas u otras variables financieras, Ortiz añadió que el impacto será nulo, debido a que ya está incorporado.

El nivel de los Credit Default Swaps (CDS), que son seguros en contra de un impago del gobierno, así como el riesgo país, que mide el nivel de confianza del mercado, ya prevén una menor calificación, explicó.
“México está tres escalones arriba del grado de inversión. Bajar uno no tiene tanta relevancia”, dijo.

Las declaraciones del directivo de BTG Pactual llegan en un momento en el que había un mayor optimismo sobre la economía mexicana.
Apenas la semana pasada, el Banco de México entregó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público remanentes por un total de casi 322 mil millones de pesos, una cifra sin precedentes que, según analistas, apoyarían a la nota soberana del país.

Del monto total, al menos 225 mil millones de pesos se destinarían a recomprar deuda existente y/o a disminuir el monto de colocación de deuda del gobierno federal durante este año.

Según las calificadoras, la elevada proporción de deuda del país respecto al Producto Interno Bruto es uno de los principales riesgos para la calificación soberana de México.

Actualmente, Moody’s Investors Service califica a México con A3, mientras que S&P Global Ratings y Fitch Ratings califican al país un nivel más abajo, en BBB+.

Respecto al incremento de precios, Ortiz también destacó que las expectativas están bien ancladas pese a que México encara la inflación más alta desde 2012, luego de un alza en los precios de la gasolina y una caída del peso.

“Tomando indicadores de mercado, los breakevens llegaron a estar arriba del 5 por ciento, ahora están debajo de 4. Ahora las encuestas señalan que se han estabilizado las expectativas de inflación hacia adelante”, señaló.