Mercados

La probabilidad de alza de tasas de la Fed en diciembre se elevó a 68%

Las divisas del mundo pierden fuerza durante la semana por un dato de empleo mejor a lo estimado y a la comparecencia de Yellen.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
09 noviembre 2015 5:0
Janet Yellen, presidenta de la Fed. (Reuters)

Janet Yellen, presidenta de la Fed. (Reuters)

La posibilidad del inicio de un ciclo alcista en tasas antes de que termine el año aumentó 12 puntos porcentuales, al quedar en un 68 por ciento al cierre de la semana; previo a los datos laborales en Estados Unidos la probabilidad recaía en 56 por ciento.

La fortaleza del dólar
Ante este escenario, las principales divisas y monedas tuvieron una semana negra, al ser arrastradas a la baja por renovados temores de un alza en la tasa de referencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

El comportamiento alcista observado por el dólar prácticamente no dejó en pie a ninguna divisa o moneda.

El dólar acumuló un incremento en la semana de 2.31 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas, con lo que acortó la distancia con respecto a su mejor nivel alcanzado en el año.

Dentro de las monedas de naciones emergentes que registraron el peor comportamiento semanal destacan las pertenecientes a Hungría, Rumania, Polonia y Sudáfrica, al depreciarse en la semana 3.86, 2.91, 2.74 y 2.62 por ciento, respectivamente.

El peso mexicano retrocedió 1.88 por ciento en el periodo de referencia, quedando dentro de las diez monedas más castigadas.

En cuanto a las divisas que integran al selecto grupo de las que pueden ser susceptibles de integrarse a las reservas internacionales de diversas naciones, la situación no fue diferente al terminar también en terreno negativo.

El euro, la libra, el yen y el franco suizo retrocedieron en la semana 2.37, 2.32, 2.12 y 1.68 por ciento, en cada caso.

Las presiones de baja sobre las monedas y divisas se intensificaron desde mediados de la semana pasada, como respuesta a que la presidenta de la Reserva Federal de los Estados Unidos volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de un aumento en la tasa de referencia para el próximo diciembre. Ante esto, el viernes, las cifras de empleo en Estados Unidos mejores a lo esperado prácticamente lo confirmaron.

La generación de empleo no agrícola en la principal economía del mundo subió sorpresivamente a 271 mil nuevos puesto de trabajo durante el pasado octubre, cuando lo esperado eran 185 mil. En tanto que la tasa de desempleo cayó a 5.0 por ciento, su nivel más bajo desde febrero del 2008.

Qué ven los mercados
En los mercados financieros, el alza de tasas en diciembre tiene dos lecturas, pues por un lado implica el final del ciclo de dinero a bajo costo, lo que implicaría cambios en los flujos de capitales en contra de los países emergentes y presión sobre sus tipos de cambio.

Por otro lado, envía la señal de que la economía ya muestra una recuperación, lo que implicaría buenas noticias para las empresas.

Desde la óptica de México, sería una señal de una posible mejoría en el sector exportador, más opciones en la generación de divisas y la creación de más empleos.