Mercados

La crisis griega muy cerca
de resolverse: Hollande

El país debe liquidar en el mes un total de mil 600 millones de euros; no tiene recursos para enfrentar el pago posterior al
del viernes.
Álvaro Montero
Guadalupe Hernández
04 junio 2015 5:15
bandera grecia

(Bloomberg)

El presidente de Francia, Francois Hollande, dijo que la crisis griega está muy cerca de resolverse.

El mandatario indicó que podría ser cuestión de días o incluso horas para que se cierre el capítulo.

En las siguientes horas se tiene previsto que el presidente griego, Alexis Tsipras, se reuna con la Comisión Europea en Bruselas, ahí podrían surgir los primeros acuerdos.

“Pedirle demasiado a Grecia evitaría una vuelta al crecimiento del país, pero no pedirle nada o lo suficiente tendría consecuencias para toda la eurozona”, dijo Hollande.

Grecia presentó el martes una serie de propuestas a los acreedores, mismos que empezarán a discutirse también en breve entre las partes involucradas.

Los acreedores europeos también han presentado propuestas a Grecia, con lo que se espera que las pláticas se reinicien con la suficiente celeridad y profundidad a fin de que el país no llegue a la insolvencia total, a donde en éste momento se dirige irremediablemente.

El paquete de ayuda financiera congelado es por 7 mil 500 millones de euros; los recursos son de vitales para que Grecia no caiga en default.

Pago garantizado

Fuentes griegas señalaron que el pago por 300 millones de euros que el país debe realizar esta viernes está prácticamente garantizado.

Lo anterior, proporcionaría cierto margen tanto a Grecia como a los acreedores para negociar los términos de un acuerdo definitivo, antes de que llegue la siguiente fecha fatal que es el día 12 de junio, cuando el país debe realizar el siguiente pago de un total de mil 600 millones de euros que debe pagar en este mes.

Una vez que se haga el pago por 300 millones de euros, que parece ser están plenamente garantizados, el gobierno griego debe enfrentar una serie de compromisos internos que también lo pondrían en serios problemas.

El pago de pensiones es uno de los puntos más difíciles de conciliar en el ámbito interno, ya que el gobierno se niega a bajarlas argumentando el elevado costo social que tendría para el país.

Sea el monto que sea, el pago de pensiones y sueldos en el sector público es un reto que deben superar las autoridades griegas mes con mes, al punto de llegar a responder por estos pagos en los meses siguientes si el país no recibe financiamiento externo.

Mientras todo eso sucede, en la eurozona sigue la incertidumbre respecto a la permanencia de Grecia en el bloque económico, crecen los dichos de analistas respecto a que su salida sería lo mejor.