Mercados

Grecia sigue en medio
de crisis de liquidez y bajo intensa presión

Habría pagado 750 millones de euros al FMI, un día antes de su vencimiento; pero, no tiene dinero para los próximos compromisos y se puede ver reflejado en los rendimientos que paga, pero con alto riesgo.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
12 mayo 2015 5:0
Grecia (Reuters/Archivo)

Grecia (Reuters/Archivo)

A pesar de las especulaciones de impago que reaparecen cada vez que se acerca un vencimiento, Grecia cubrió un día antes de lo establecido el pago de 750 millones de euros de su crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Más allá de cumplir con su compromiso de pago, o su capacidad de solvencia, Atenas ganó sólo 20 días adicionales, antes de que se cumpla el siguiente vencimiento.

Aunque nadie sabe con exactitud cuánto dinero le queda a las arcas del país, la mayoría de las expectativas se concentran en que la República Helena se enfila de forma inevitable a la insolvencia.

En realidad, la situación monetaria del país es de extrema urgencia.
Grecia busca urgentemente destrabar la última parte de su rescate, por un monto de 7 mil 200 millones de euro, debido a que aún le quedan pendientes pagos por 12 mil millones de euro hasta finales del año, con una obligación importante por cubrir de seis mil 700 millones entre julio y agosto, con el Banco Central Europeo.

Por tal motivo, el relativamente nuevo gobierno de Grecia, encabezado por Alexis Tsipras, busca desesperadamente alcanzar un acuerdo con sus acreedores para refinanciar su deuda y acceder a la última parte de su rescate, clave para obtener liquidez.

Las pensiones, el escollo
Sin embargo, el país no recibirá un euro más, según la postura de Alemania, si no presenta antes una amplía lista de reformas estructurales, que exigen un recorte de pensiones y una profunda transformación en el sector laboral.

De hecho, Grecia está en el lugar cómodo para sus acreedores: “Enfilándose a la insolvencia”, reduciendo su margen de maniobra, y acercándose a una posición donde se vea obligado a hacer lo que piden sus demandantes.

Consecuencias del impago
Un impago de Atenas al FMI sería considerado una quiebra soberana, lo que aumentaría las expectativas de una salida de Grecia de la Eurozona.

Sin embargo, Grecia aún tendría 30 días adicionales de prorroga antes de ser considerado por el FMI como país en moratoria.