Mercados

Grecia se acerca a la quiebra; los mercados toman previsiones

Grecia, a pesar de ser una nación con un PIB de poco más de 242 millones de dólares -nada comparable con lo que generan los grandes países miembros de la zona euro-, está causando grandes problemas, no sólo a la región, sino al mundo.
Álvaro Montero
Efraín H. Mariano
21 abril 2015 5:5
En Atenas, banderas y otros artículos con la identidad griega. (Bloomberg)

En Atenas, banderas y otros artículos con la identidad griega. (Bloomberg)

Hace unas semanas la expectativa de que Grecia podría abandonar las filas de la zona euro era prácticamente improbables.

Actualmente, esa expectativa no parece tan lejana; incluso, la misma podría comenzar a concretarse tan pronto como el próximo mes.

Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán el 24 de abril para evaluar la situación financiera de Grecia, que se acerca dramáticamente a la quiebra.

En ese encuentro los miembros del Eurogrupo debatirán si desbloquean siete mil 200 millones de euros, como parte de un fondo de emergencia, para que Grecia pueda pagar sus cuentas.

Atenas requiere al menos mil millones de euros para cumplir con sus obligaciones financieras, incluyendo el pago por 747 millones de dólares al FMI, que tiene que cubrir el 12 de mayo.

Sin embargo, para acceder a esa ayuda financiera, primero tendrá que presentar una lista de reformas estructurales (laboral y de pensiones), mismas que podrían no llegar, por su falta de disposición y margen de maniobra.

De hecho, la comunidad financiera acusa al nuevo gobierno de Grecia, encabezado por el primer ministro, Alexis Tsipras, de engañar a sus acreedores con falsas promesas (reformas) en un intento sólo por ganar poder político y alargar su agonía hacia la bancarrota.

En febrero, Grecia había salvado temporalmente su crisis financiera, cuando se acordó en la cumbre europea la prolongación de su segundo rescate hasta junio, dejando como prenda la promesa de presentar profundas reformas estructurales.

Sin embargo, Atenas, que debe a sus socios de la zona euro alrededor de 110 mil millones de euros, podría salir del bloque de la moneda única europea por no honrar su palabra.