Mercados

Grecia, negociaciones
con la troika están
en fase crítica

7 mil 200 millones de euros es el monto que quiere destrabar el gobierno griego para cumplir con sus pagos frente al Fondo Monetario Internacional; la amenaza del default se mantienen vigente.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
03 junio 2015 5:5
 [Reuters] La "troika" revisará avance de privatizaciones y reformas de administración tributaria. 

[Reuters] La "troika" revisará avance de privatizaciones y reformas de administración tributaria.

Las conversaciones sobre el futuro financiero de Grecia han entrado en su etapa más crítica.

Tanto Atenas, como sus acreedores, tienen listas sus propuestas finales, mismas que son claves para destrabar el último tramo de asistencia (7 mil 200 millones de euros) que Atenas requiere para evitar la quiebra.

Los integrantes de la Troika (Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), junto con los gobiernos de Alemania y Francia, han trabajado horas extras para alcanzar un nuevo plan (final).


El acuerdo permitiría sufragar la crisis griega, enfatizando nuevamente los aliados que no desembolsaran ni un centavo más si Atenas no acepta aplicar profundas reformas económicas.

El gobierno de Alexis Tsipras, sin embargo, se adelantó y mandó su propio plan de reformas a sus acreedores, enfatizando que tiene toda la intención de pagar sus deudas, y simultáneamente, refrendando el compromiso con su pueblo de que está haciendo lo posible por cumplir con sus promesas “anti-austeridad”.

Sin embargo, las propuestas finales todavía están lejos de llevar el conflicto a buen puerto, sobre todo, por que el documento de Grecia, según fuentes cercanas, carece de concesiones en los principales asuntos pendientes y fundamentales en las negociaciones, como lo son: las reformas en los sectores laboral y fiscal.

La situación es todavía más crítica por que Grecia afronta el viernes un primer pago al FMI, de 300 millones de euros.

Más tres pagos adicionales a lo largo de junio, que suman en total un desembolso de mil 600 millones de euros para este mes.

Atenas ya ha dicho públicamente que no pagará esta cantidad si no hay perspectivas de acuerdo, para poder hacer frente a la nómina de finales de mes. En una postura más conciliadora, Grecia ha prometido que sí pagaría al FMI en caso de que haya perspectivas de conseguir el dinero del rescate durante este mes. Un pago que evitaría nuevas turbulencias si el pago no llega al FMI.

Grecia y el club del default
En caso de que Grecia incumpla con el compromiso de esta semana, se sumaría a una lista de países de la región que cayeron en default, con la diferencia de que Grecia sería el primero en que caer sin estar inmerso en una guerra, en una revolución o en un caso de extrema violencia, sino por el tamaño de su propia deuda.